Fallece Kenny Baker

Dibujo

Hace apenas unos días nos dejaba, a los 81 años de edad, el actor británico Kenny Baker, conocido principalmente por dar vida a R2-D2 en la saga de Star Wars desde la primera entrega, La guerra de las galaxias (1977) de George Lucas. Baker trabajó en otros títulos importantes, como El hombre elefante (1980) de David Lynch o Amadeus (1984) de Milos Forman, así como en otras producciones de la factoría Lucas –Dentro del laberinto (1986), Willow (1988)-, pero el gran público siempre le relacionará como el partenaire de C-3PO (encarnado por Anthony Daniels) en la odisea galáctica iniciada por Lucas. De este modo, era común ver a Baker en diferentes actos, convenciones o documentales relacionados con Star Wars. Uno de ellos fue I Am Your Father (2015), de Toni Bestard y Marcos Cabotá, cinta nominada al Goya al Mejor Largometraje Documental en su última edición, centrada en la figura del actor David Prowse, encargado de dar vida al icónico Darte Vader en las primeras entregas de la franquicia. Baker era uno de los entrevistados a lo largo del metraje, y por eso hemos decidido contactar con Bestard y Cabotá para que nos den sus impresiones de como fue coincidir con él, y qué creen que supone para la inmortal saga.

Toni Bestard:

vuBEhjrL

Conocí a Kenny Baker hace tres años en la convención oficial de Star Wars en Essen (Alemania). Tengo que decir que de todos los actores que entrevistamos en el documental I Am Your Father, fue uno de los más atentos y entrañables de los que se sentaron frente a la cámara.

Era un tipo que sabía perfectamente en que negocio se había metido y vivía (como tantos otros actores detrás de una máscara) gracias a los fans, además de por y para los fans (para lo bueno y para lo malo, ya que en algunas ocasiones, el mal humor le acechaba entre tanta convención y firmas). Se le perdona, ya que aunque estuvo en las entrañas del robot más carismático de la historia del cine (con permiso de HAL 9000), él también era un tipo con un carisma desbordante.

D.E.P.

Marcos Cabotá:

auton60

Kenny es eterno. R2-D2 es un droide invencible. Ha sobrevivido batallas imposibles en Yavin, Hoth y Endor. Ha salvado a Luke, a Leia y a Han en incontables ocasiones. ¿Que Kenny Baker ha muerto? Perdona, Kenny Baker no ha muerto. Kenny Baker es R2 y le quedan muchas aventuras por delante. Aun tenemos que ver como ayudará a Rey, Finn y a Poe para vencer al Líder Supremo Snoke. ¡Qué va!, a Kenny le queda mucha tralla por delante. Es lo que tiene ser un droide invencible.

En el momento en que Kenny dio vida a R2-D2 (Arturito, para la familia cercana), bebió del Santo Grial y se le concedió la vida eterna. Por mucho que nos intente convencer Obi-Wan, Kenny SÍ es el droide que buscamos y lo seguiremos haciendo en todas las aventuras de esta Galaxia “muy, muy lejana”.

Así que Kenny, a pesar de lo que puedan decir por ahí, te veo en el Episodio VIII, IX y en todos los que vendrán después, porque sin ti no hay aventura.

Kenny, eres eterno. 

Javier Pueyo

Published in: on agosto 22, 2016 at 6:11 am  Dejar un comentario  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2016/08/22/fallece-kenny-baker/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: