Entrevista a Eduardo Gión

rodajeconenricmajo

Ya hace unos cuantos años que se filmó el documental Madame Arthur, sobre la figura de Modesto Mangas -figura clave del cabaret en los años 70-, pero ha sido recientemente que al fin ha conocido distribución en Dvd gracias a la empresa Vial of Delicatessens. Aprovechamos la situación para entrevistar a su director, Eduardo Gión, cineasta conocido principalmente gracias a Lentejuelas de sangre, retrato de Pierrot que se estrenó en el Festival de SITGES -2012.

Antes de centrarnos en tus películas, háblanos de tus inicios. ¿De dónde viene tu pasión por el cine? 

Amo el cine desde que era un niño, era un poco rarito y entonces prefería ir a ver películas yo solo al cine que jugar con mis amigos en la calle. Recuerdo que en aquellos años el acomodador era un amigo de la familia, y me dejaba entrar gratis a ver las películas que yo deseaba, como las obras de John Waters, las primeras de Almodóvar o reposiciones de Bergman y, sobre todo, el cine de terror que proyectaban, como Viernes 13, Aquella casa al lado del cementerio o Mil gritos tiene la noche. En esos momentos decidí que quería hacer cine y contar a través de imágenes las historias que rondaban en mi cabeza. Luego con los años me puse a estudiar cine, audiovisuales, pero realmente creo que aprendes mucho más asistiendo a la Filmoteca y viendo a los clásicos que lo que te pueda explicar un profesor.

¿Cuáles son tus referentes cinematográficos?

Tengo varios, soy muy ecléctico. Me encanta todo el cine de Dreyer, sus planos son obras de arte, cuadros pictóricos. Amo el cine de Bergman, la fotografía, las historias que cuenta, la manera de dirigir a los actores y, sobre todo, a las actrices. Esas miradas, esos gestos; Bergman es mi pasión. Me enamora también Pasolini. Su obra Accatone es siempre un referente para mí.

Luego está todo el tema del cine underground y experimental del que también soy muy amante, como Arrebato de Zulueta. Jack Smith, Derek Jarman o Keneth Anger serían mis tres reyes magos particulares. En el tema experimental o super8 y 16mm está el maestro Jonas Mekas o Stan Brakhage. Ahora mismo con mi socio y amigo Raúl Hidalgo estamos trabajando sobre estas técnicas. Y para divertirme un rato, pues Waters, todo el cine de la factoría Warhol-Morrissey, y mucho trash.

Madame Arthur

Madame Arthur

Hace pocos meses Vial of Delicatessens estrenó en Dvd Madame Arthur (2011), tu debut como director de documentales, un recorrido por la trayectoria profesional de uno de los primeros transformistas de España. ¿Cómo nació este proyecto? ¿Por qué te decides a realizar una película sobre él?

En esos momentos andaba buscando un personaje para realizar un documental, y tenía claro que tenía que ser único, irrepetible y pionero.  Leyendo el libro Memorias Trans de Pierrot me quedé con la boca abierta cuando leí el capítulo dedicado a Madame. Justo era lo que buscaba. Un ser único y potente, pero sobre todo valiente. Me puse en contacto con Pierrot y a partir de ahí empecé a confeccionar el guión y la estructura, y más tarde el calendario de rodajes en diferentes partes de España.

¿Cuánto tiempo te llevó filmar este documental?

Un par de años, ya que había diferentes localizaciones: Barcelona, Madrid, Salamanca y Villavieja de Yeltes, su pueblo natal. Quisimos documentarnos bien y luego rodar.

¿Pudiste conocer en persona a Madame Arthur?

No, el murió mucho antes. Una pena, porque hubiese sido maravilloso charlar con él sobre todo lo que él mismo contaba, su amistad con Fellini, su romance de juventud con Burt Lancaster… Pero tuve la suerte de que en el documental el espectador puede escucharlo de su propia voz, ya que encontramos un documento en super8 donde él cuenta todo. Un lujo.

¿Cómo crees que ha evolucionado el tema del transformismo en el espectáculo? ¿Podemos considerar a Madame Arthur como un pionero?

Pues realmente no veo una evolución, más bien un retroceso. O ni eso; para mí particularmente no existen ya espectáculos como los que hacían Madame Arthur, Pierrot o Pirondello, artistas como Dolly Van Doll con su Belle Epoque… Creo que tampoco existen salas ni locales para que se puedan realizar, pero lo que no queda seguro son artistas como antes. Mejor dicho quedan muy pocos, como Gilda Love que trabajó en todos esos locales o Victor Guerrero, presentador estrella de aquella época. Por suerte esos dos artistas forman parte de mi espectáculo, “El Desplume”, en Antic Teatre de Barcelona.

vampiros pierrot

Ya has hablado de Pierrot, que además aparece en la película, no sólo como entrevistado, sino también a modo de maestro de ceremonias. ¿Cómo le conociste?

Como te comentaba anteriormente, me puse en contacto con él tras leer el libro de Madame Arthur, y él amablemente me abrió las puertas de su casa durante todos los jueves por la tarde durante el tiempo en que duró nuestra amistad. Mirábamos vídeos de la época, hablábamos, me enseñaba todo su trabajo desde los 60 y ahí fue cuando descubrí su faceta de “Terror”. Una tarde le comenté que mi próximo proyecto quería que fuese sobre su faceta de showman, y cuál fue mi sorpresa cuando abrió un armario lleno de películas en super8 de terror, guiones, fotos, revistas, fanzines, todo dedicado al mundo del terror y me dije: “Este va a ser el documental: su faceta de terror y travestismo”.     

El proyecto se materializó en lo que acabó siendo tu segundo largometraje, Lentejuelas de sangre (2012), que en 2014 se estrenó en Dvd también de la mano de Vial of Delicatessens. En mi opinión se trata de un extraordinario trabajo que, como dices, nace como consecuencia de tu anterior película.

Eso es. Yo planteé una trilogía iniciada por Madame Arthur, luego Pierrot y terminar con un documental de Dolly Van Doll. Ese armario que me abrió Pierrot era tan potente que sacamos todo, empezamos a verlo y a organizar una mesa de trabajo con todo el material. Digitalizar super8, escanear fotos y fanzines, cartelería del Festival de Sitges que él había realizado… Y hacer una lista de testimonios para el documental.  Así empezó Lentejuelas de sangre.

En Lentejuelas de sangre aparecen entrevistados profesionales directamente relacionados con el cine de terror español, como José Lifante, Sebastià D´Arbó o Salvador Sáinz. A ti como espectador, ¿te gusta este movimiento cinematográfico, en ocasiones denominado “fantaterror español”?

Sí, claro, me fascina todo lo relacionado con el terror. Del fantaterror no era muy conocedor, es verdad, pero gracias a Pierrot me puse al día. Yo era muy amante de la Hammer y del terror de los 80 y 90. Por eso también me fascinó conocer todo el material fílmico de Pierrot basado e inspirado en la Hammer, así como sus pinturas y dibujos totalmente influenciado por ellos.

Y contar en la película con alguien tan importante como Lifante, pues fue un sueño; es un actor al que yo siempre identificaba con el cine de terror, y al poder trabajar con él descubrí que es un amor de persona. Se ha creado una bonita amistad, y de vez en cuando nos vemos y charlamos. Ahora estoy planeando un viaje a Madrid para verlo en el teatro.

D’arbó fue otra maravilla de persona, él fue muy amigo de Pierrot, y así lo demostró ayudando con el documental. También hay que mencionar a Ricard Reguant, otro gran amigo que desde el primer momento me dijo: “Sí, quiero estar en este trabajo”. Él fue tan agradable… Tenemos que pensar que en el momento de rodaje Pierrot ya había muerto y todos fueron muy amables y generosos.

15447_1311678830913_7754352_n

Pierrot también trabajó, en varias ocasiones, con Paul Naschy, y sorprende escuchar, casi al inicio de tu documental, la voz del propio Naschy a modo de introducción. Un off que originariamente pertenece a uno de los espectáculos que Pierrot dirigió en los 80. ¿Cómo encontraste esa pieza? ¿Te la cedió Pierrot o la familia de Naschy?

Ese audio me lo regaló Pierrot, en un cassete, totalmente inédito. Es un off grabado en los camerinos del local gay y trans de Madrid “Gayclub”, para un posterior espectáculo sobre trans-terror que quería dirigir Pierrot en ese local, y su amigo Naschy, amablemente, le grabó eso como inicio. Nunca se hizo ese espectáculo, de ahí la importancia de ese off que abre Lentejuelas de sangre.

¿A qué público crees que van dirigidos tus documentales?

En general van dirigidos a todo el mundo. Nunca esta de más descubrir un personaje interesante como puede ser Madame Arthur o Pierrot.

¿Estás contento con las ediciones que Vial of Delicatessens ha hecho de tus películas?

Muy contento. Soy consciente de que detrás de mis documentales no hay una gran productora y la publicidad debo hacerla yo. Tuve la suerte de que Lentejuelas de sangre fuese seleccionada por el Festival de Sitges, y eso fue un empujón grande para la distribución. Vial Of Delicatessens apuesta siempre por mis obras y eso siempre es de agradecer. Les estoy muy agradecido.

ME BY RAUL HIDALGO

Al margen de tus dos largometrajes documentales, has realizado algunos cortometrajes de corte experimental, como Alquimia del dolor. Como director, ¿te atreverías con una historia de ficción de narrativa convencional, o es un formato que no te interesa como creador?

Alquimia del dolor es una pieza experimental realizada conjuntamente con mi amigo y fotógrafo Raúl Hidalgo. Me fascinaban sus fotografías analógicas y decidimos explicar una historia a través de su obra fotográfica, para luego trabajar sobre la emulsión del super 8 y darle vida a esa obra. Estamos muy orgullosos de ella y ya forma parte del archivo de Centre de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). Un sueño.

Con Raúl Hidalgo hemos formado un sello llamado “Wams” donde producimos nuestros nuevos films y piezas experimentales, así como trabajos para una revista de tirada internacional donde él fotografía (siempre en analógico) editoriales de moda o retratos a artistas y yo los entrevisto. A raíz de este trabajo hemos podido fotografiar y entrevistar a artistas como Isabel Coixet, Derek Ridgers, Jenny Runacre, Joe D’Allesandro o Jonas Mekas. Tenemos muchos proyectos bajo este sello para este año y el que viene.

Has incursionado varias veces en el mundo del teatro. ¿En que medio te sientes más cómodo? ¿Tu idea es continuar en paralelo tu carrera en el cine y en el teatro?

Me apasionan los dos medios. El cine es mi punto de vista para contar una historia, y el teatro me da la libertad de mostrar al espectador artistas del cabaret que adoro, y no nos funciona mal: este otoño será la 5ª temporada de “El desplume”.

Para finalizar, ¿estás trabajando en algún proyecto nuevo en estos momentos?

Sí, ahora mismo estoy con Raúl Hidalgo trabajando en nuestra nueva película llamada Poeme, rodada en diferentes formatos como vhs, 8mm y super8. Se trata de una película de ocho episodios o piezas experimentales guionizadas por el poeta “Scribe” (Mathiue Landais), que escribió The smell of Us, la última película de Larry Clark. En Poeme tenemos el inmenso placer de haber contado con la colaboración de artistas como Bibbe Hansen (artista de la Factory de Warhol), Michael Alig (Club Kid) o David Croland.

Esperamos estrenarla el año que viene.

 

Javier Pueyo

Published in: on septiembre 2, 2016 at 5:52 am  Dejar un comentario  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2016/09/02/entrevista-a-eduardo-gion/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: