Entrevista a Octavio López sobre su nuevo libro “Las noches de Halloween”

Octavio López-4-Fotografia_de_Laura_Sanjuan

Muchos conocimos a Octavio López Sanjuán hace ya unos años, cuando publicó su excelente libro A quién vas a llamar (Tyrannosaurus Books, 2015,) un completo estudio de más de seiscientas páginas sobre todo lo relacionado con Los cazafantasmas. Poco después, ya con un nombre hecho en el fandom, demostró que aquello no fue lo que se dice comúnmente flor de un día: su ensayo Cinezoico: el dinosaurio a través de la historia del cine (Rosetta, 2017) era un acertado recorrido por infinidad de cintas protagonizadas por saurios que dejaba claro el talento de su autor.

Ahora, López regresa con un nuevo trabajo, esta vez sobre una de las sagas más importantes y conocidas por los aficionados al cine de terror, Halloween y su carismático protagonista, el asesino en serie Michael Myers. Editado por Applehead Team, y bajo el título de Noches de Halloween, el libro repasa todos los filmes de la franquicia, dejando espacio a otros capítulos como el paso de Myers por cómics y videojuegos, o numerosas entrevistas a personalidades que trabajaron en algunos de los títulos, caso de los realizadores Rick Rosenthal, Dwight H. Little o Tommy Lee Wallace, el músico Alan Howarth, o actores como Tyler Mane o Brad Loree, sin olvidar el prólogo escrito por la intérprete PJ Soles (Lynda en la primera entrega) o una conversación con el mismísimo John Carpenter, alma máter de la saga.

Para conocer más los detalles de la publicación, hemos entrevistado a Octavio López, para que él mismo nos cuente los entresijos de su obra.

noches-de-halloween-la-saga-de-michael-myers

Antes de centrarnos en tu nuevo libro, retrocedamos unos años y hablemos de tus inicios en el campo de la escritura. ¿Qué te llevó a querer realizar ibros sobre cine? ¿Has sido cinéfilo desde niño?

La decisión de escribir sobre cine surgió casi por casualidad, la verdad. Y por dos vías diferentes. En primer lugar, fue Marc Gras quien me propuso escribir un libro sobre Cazafantasmas, cuando le dije que me encantaría comprar un libro sobre esa franquicia. Me comentó que si me atrevía, lo publicarían en Tyrannosaurus Books, la editorial catalana ya desaparecida. Y por otro lado, Luis Miguel Rosales, de Scifiworld, me preguntó si me apetecería escribir un artículo sobre Godzilla (y que luego se convirtió en la sección mensual de “Monsterland”) para publicar en la revista, una vez que le pregunté acerca de enviarle una entrevista a Jonathan Bellés sobre el documental que estaba realizando acerca del monstruo.

Ese fue el comienzo de todo. Comencé a escribir sobre esos temas, y encontré que disfrutaba muchísimo indagando sobre los iconos que siempre me han llamado la atención, contactando con los artistas, preparando y haciendo las entrevistas… En definitiva, expresando en las páginas el entusiasmo que me produce ver en pantalla esos personajes, mundos e historias que desde niño han captado mi interés. El cine siempre me ha llamado la atención, desde bien pequeño como preguntas. La magia, la sinergia que se produce cuando todos los elementos convergen (montaje, música, interpretaciones) me parece sensacional y siempre me ha atrapado.

En tus trabajos has hablado de Cazafantasmas, dinosaurios, has coordinado estudios sobre Godzilla… ¿Qué tiene que tener una película o una saga para que te apetezca dedicarle unos años de tu vida a escribir y compartirlo con los lectores?

Aparte del cariño que les tengo a las correspondientes sagas o películas, un poco de desapego a la realidad. Cuando pienso en un proyecto para llevar a cabo, siempre me digo que va a ser muy fácil y muy rápido. Pienso “esto en unos pocos meses lo tengo listo”. Claro que, cuando me pongo a ello realmente, las cosas empiezan a aflorar como realmente son y el período pensado en inicio se dilata bastante. Los quehaceres de la vida, imprevistos en las entrevistas, o la participación en otras colaboraciones provocan que se expanda el tiempo de meses a años. Ya me he hecho a la idea de ese contraste, pero siempre me engaño a mi mismo al principio pensando que va a ser coser y cantar.

¿Te atreverías a nombrar algunos de tus filmes favoritos, para así conocer un poco más tus gustos cinéfilos?

Mi película favorita es Forrest Gump. Todo me parece fabuloso en esa película. Aunque opino que la mejor película de la historia es 2001: una odisea en el espacio. Me parece pura poesía cinematográfica. Después, creo que Los Cazafantasmas, Regreso al futuro, El golpe, Tiburón, Drive, La soga, La tienda de los horrores, El bueno, el feo y el malo y Cinema Paradiso las escogería como mi núcleo predilecto.

Y si hablamos de ensayos cinematográficos, ¿sientes predilección por algunos títulos concretos?

Hay muchos que me han llamado la atención. Me gustó mucho lo que leí de Joe Dante, en los límites de la realidad (aunque no he terminado de leerlo); Sesión sangrienta de Jason Zinoman me pareció brutal, y los que editó Tyrannosaurus Books sobre los directores Fulci, Jackson y Coscarelli (con el que voy por la mitad) me parecieron geniales. También editó Tyrannosaurus unas duplas sobre Dark Star y El regreso de los muertos vivientes, y sobre La residencia y ¿Quién puede matar a un niño?, que me encantaron. Y los que ha dedicado el escritor australiano Lee Gambin a Aullidos y Cujo son estupendos. Por otro lado, me gustaría adquirir y leer ensayos en castellano sobre Robocop, Noche de miedo o La mosca (las clásicas y las de los ochenta), por citar algunos ejemplos.

Si observamos tus tres libros publicados hasta la fecha, puede detectarse cierto aprecio por tu parte por el cine de fantasía, aventuras, sobrenatural… ¿Pretendes seguir en esta línea?

Aunque guardo un poco de tiempo para algún proyecto no relacionado directamente con el fantástico, esa es mi idea, si. Sin duda el cine fantástico es el que más me motiva e ilusiona, y en esa línea pretendo continuar. De hecho, entre los siguientes proyectos estará otro títulos de la colección “Noche de lobos” versado en la saga de Estoy vivo, los bebés mutantes de Larry Cohen.

Octavio López-2-Fotografia_de_Laura_Sanjuan

Acabas de publicar Noches de Halloween en el que te centras en las películas protagonizadas por el sanguinario Michael Myers. ¿La saga te ha interesado desde siempre?

Para ser fiel a mi mismo, la primera vez que vi una película de la saga en el cine me dejó un tanto indiferente. Eran los tiempos en que Scream, vigila quien llama se había convertido en un éxito también en nuestro país y llegó de esa manera Halloween: la maldición de Michael Myers. Tendría unos quince años. Puesto que la película es como es, no me enteré de casi nada. Si que recuerdo que me llamó la atención por un lado la fotografía de algunas escenas, y también el personaje de Michael Myers. Creo que muy poco después emitieron la original de John Carpenter en televisión, y fue ahí, al descubrir la semilla de la historia, esa elegante obra maestra de 1978, cuando mi interés por el personaje aumentó, y comencé a buscar las películas de la saga en video clubs y tiendas de venta online.

¿Ya habías visto todos los títulos de la saga antes de iniciar la escritura del libro, o has descubierto algún título durante el camino?

Las versiones cinematográficas las había visto todas, varias veces. He visto por primera vez para el libro los montajes del director de Rob Zombie para sus dos entregas, que me gustaron mucho por su ampliación útil de la historia, y también la versión televisiva de ¡Sanguinario!, un montaje totalmente diferente al estrenado en cines. Por lo demás, para la investigación me ha encantado descubrir una pequeña joya como es El hombre de mimbre o maravillarme de nuevo con Psicosis. Es increíble lo genial que era Hitchcock y lo afinada que está esa película, y lo hábil que fue John Carpenter para rendirle ese homenaje espiritual que es La noche de Halloween.

¿Y qué títulos consideras los mejores? ¿ Y los más errados?

La noche de Halloween original me parece sensacional en su aparente sencillez. Tiene una potencia increíble, y una fotografía de Dean Cundey encomiable, clave para el posterior desarrollo estilístico del cine de los ochenta. Halloween III: el día de la bruja me parece muy interesante por su singularidad, su ritmo hipnótico y el desasosiego general. Halloween 4: el regreso de Michael Myers tiene un aura que siempre me ha encantado, y un final espectacular. Después, las dos entregas de Rob Zombie me parecen muy acertadas a la hora de plasmar una dirección totalmente diferente del personaje de Michael Myers, y mostrar algo nuevo de la franquicia. Llenas de matices ingeniosos, y con una naturaleza malsana incómoda y contagiosa.

En cuanto a las menos destacables, creo que Halloween 5: la venganza de Michael Myers, y especialmente Halloween: Resurrection, ocupan ese lugar. La quinta tiene buenas ideas, pero que hubieran necesitado de un más extenso y mejor desarrollo, y la octava está demasiado desenfocada en mi opinión. No queda claro si es una comedia sobre Michael Myers o un slasher tipo Gran hermano, y su fuerza se evapora por muchos poros. Aunque, como siempre digo, todas tienen elementos de interés, como una fotografía espectacular en el primer caso o un interesante Michael Myers en el segundo.

El libro, editado por Applehead, forma parte de su colección “Noche de Lobos”. Pero, ¿el ensayo es un encargo por parte de la editorial? ¿O por el contrario tu acudiste a sus oficinas con el proyecto y ellos lo han encajado dentro de la colección?

La idea del libro se me ocurrió a mi. Presenté entonces el proyecto a Applehead, y me contestaron que estaban muy interesados en él, y que podría encajar muy bien en una colección que estaban preparando sobre iconos del terror, lo que me pareció fantástico. De hecho, a raíz de eso les comenté también que estaba preparando otro texto sobre la trilogía de los vivos de Larry Cohen, y que tal vez podría formar parte de esa colección, y también les pareció buena idea.

Octavio López-3-Fotografia_de_Laura_Sanjuan

La franquicia se inició a finales de los años setenta con la obra maestra La noche de Halloween de John Carpenter, a la que le han seguido diferentes secuelas, los reinicios de Rob Zombie y un remake estrenado en 2018. ¿Qué crees que tiene la saga para que siga interesando cuatro décadas después de su nacimiento?

Principalmente creo que es la figura de Michael Myers. Hay mucho magnetismo en su estampa, en su manera de moverse. Cuando en una secuencia lo vemos caminar junto a su tema musical, se produce algo mágico que estimula a los espectadores de todo el mundo. Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) y el Dr. Loomis son piezas fundamentales en la ecuación, qué duda cabe, pero creo que por sí mismo el personaje de ese psicópata inquebrantable, que parece una máquina infernal, con su efigie blanquecina e indescifrable, agita algo en nuestro interior. Como Godzilla, James Bond o iconos similares del cine, creo que nunca morirá, y Michael Myers resurgirá una y otra vez, levantándose como en esa famosa escena del filme de 1978.

A título personal, en algunas conversaciones he encontrado gente de unos veinte, veinticinco años, que al acercarse ahora a la primera entrega de Carpenter acaban decepcionados

Creo que puede entenderse si tenemos en cuenta que ha habido una escalada brutal en los últimos cuarenta años en el cine de terror. La elegancia y el ritmo tranquilo del filme de Carpenter quedaron muy rápido atrás con el boom del slasher que se produjo a finales de los setenta y principios de los ochenta. De hecho, la segunda parte, ¡Sanguinario!, ya tuvo que echar mano de recursos más violentos para satisfacer las ansias del público sólo tres años después de la primera película. El propio terror ha ido evolucionando en este sentido.

Además, contando que muchas de las imitadoras tomaron como base el filme de Carpenter para después imitar hasta la saciedad la fórmula, extremando sus características, al acercarse ahora a la película original, puede dar la sensación de no ser tan impactante o tan renovadora. Ha sido utilizada demasiadas veces como papel de celofán, podríamos decir, y sus valores pueden parecer que se han desgastado. En mi opinión, sigo pensando que aún pareciendo que ya no tenga esa fuerza, lo cierto es que cuando la saga se queda sin rumbo, siempre se recurre al filme seminal para continuar avanzando. Así fue con Halloween H20: 20 años después, con el remake o con la última de 2018. Por eso, creo que hay algo inimitable, un código esencial, que sigue habitando en el metraje de esa película.

Y si nos centrásemos en John Carpenter, ¿qué títulos de su filmografía serían los más apreciados por ti?

Complicada pregunta. Creo que Asalto a la comisaría del distrito 13 me gusta mucho por su visceralidad. De 1997: rescate en Nueva York me encanta la atmósfera y el personaje de Plissken. Golpe en la pequeña China me parece un título visionario en cuanto al cine fantástico y de acción, y La cosa me parece perfecta. Y de Están vivos me flipa la historia. Esas serían mis favoritas.

¿Y qué opinas, en general, de esa fijación por parte de Hollywood de recuperar a villanos de décadas pretéritas como Freddy Krueger, Cara de Cuero, Jason o Chucky, realizando nuevas versiones o re-interpretaciones?

Los personajes icónicos del cine de terror tienen mucha fuerza, y también el cariño de los entusiastas del cine de terror. Recuperarlos siempre garantiza cierta asistencia al cine. No estoy en contra de los remakes, secuelas ni nuevas aportaciones a cada universo. Al contrario, me encanta descubrir cómo se las habrán ingeniado los cineastas para darle un nuevo punto de vista a cada nueva entrega. En este sentido, me encanta lo que hizo Zombie con sus dos entregas de Halloween. Pero es muy difícil tener libertad artística en estos tiempos —-eso fue lo que consiguió Carpenter en el primer filme de 1978— y ofrecer relecturas de interés. Por ello, lo habitual suele ser que asistamos a nuevas visiones lánguidas, o lejos de las pretensiones que tenemos para ellas. Así, tenemos la sensación fundada que los buenos tiempos para la mayoría de ellos han pasado.

En cualquier caso, esa corriente no deja de demostrar la fuerza que siguen manteniendo los personajes, aún habiendo pasado décadas de su nacimiento. Y los productores lo saben. Saben que nos encantan esos personajes y volver a sentirnos como espectadores de los ochenta. En resumen, hacer caja gracias a la nostalgia. Repito, a mi no me importa, pero siempre que tengan un mínimo de interés.

Octavio López-1-Fotografia_de_Laura_Sanjuan

Volviendo a tu nuevo libro, es de destacar el apartado que le has dedicado a las entrevistas, habiendo podido contactar con realizadores, intérpretes, compositores, editores, incluyendo a John Carpenter. Entiendo que ha sido una hazaña complicada

Siempre lo es, y supone una pequeña aventura localizar a los agentes, enviarles la propuesta, que acepten, preparar la entrevista, y luego esperar la contestación. Pero personalmente supone toda una experiencia única poder hablar de las películas que a uno le han entusiasmado con los propios artífices de ellas, recoger sus testimonios y plasmarlos en las páginas de un libro. Creo que cuando se consigue, se borra de un plumazo cualquier eventualidad o dificultad.

En Noches de Halloween, mi idea inicial era entrevistar sólo a los directores de la saga. Pero claro, luego me lío y empiezo a pensar: “Tal vez no tenga otra oportunidad de lanzar un libro sobre Halloween, y estoy seguro que Nick Castle, James Jude Courtney, John Ottman, Michael Jacobs o Glenn Garland —por citar solo unos pocos de los entrevistados— pueden aportar historias atractivas”. Y eso me empuja de cierta manera a liarme la manta a la cabeza y ampliar el abanico de entrevistados. El beneficiado de todo esto, sin duda creo que es el lector de Noches de Halloween, que puede encontrar un calidoscopio brutal sobre la saga gracias a todos estos testimonios.

Y aunque el trabajo es excelente y muy completo, ¿has echado en falta algún nombre? ¿O alguien que por algún motivo no haya podido/querido participar? ¿Quizá Rob Zombie o Jamie Lee Curtis…?

Claro, me hubiera encantado contar con los que no podido entrevistar, como los que citas, o Steve Miner, David Gordon Green o Joe Chappelle, que hubieran completado ese abanico de declaraciones de los directores. Pero uno debe ser realista y comprender que siempre hay un tanto por ciento de personas que, por el motivo que sea, no va a ser posible conseguir su implicación. En mi descargo he de decir que pude hacerles llegar la propuesta a todos ellos.

Y ya finalizando, ¿tienes ya en mente un nuevo libro?

Si, tengo varios. Además de uno sobre Godzilla y su relación con la bomba atómica, que lanzaremos mi amigo Jonathan Bellés y yo, como he comentado dentro de un tiempo saldrá una nueva entrega de “Noche de lobos”, en esta ocasión sobre los bebés mutantes de Larry Cohen. Y más cosillas que tengo en mente que aún están en una fase muy embrionaria…

Muchas gracias por tu tiempo Octavio, si quieres añadir algo más

Añadiría únicamente dos cosas. Si os gusta la saga, no creo que os decepcione Noches de Halloween. Creo que sólo por las manifestaciones de los artistas ya vale la pena. Y en segundo lugar, enhorabuena Javier por la entrevista. Las preguntas me han parecido muy adecuadas, hilvanadas a la perfección, y se percibe la investigación que has llevado a cabo para prepararlas.

Javier Pueyo

Fotografías: Laura Sanjuán

Published in: on enero 8, 2019 at 6:59 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2019/01/08/entrevista-a-octavio-lopez-sobre-su-nuevo-libro-las-noches-de-halloween/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: