Megatón Ye-Ye

Megaton Ye-ye-poster.jpg

Título original: Megatón Ye-Ye

Año: 1965 (España)

Director: Jesús Yagüe

Productores: Mario Guerrero, Francisco Lara Polop

Guionistas: Francisco Lara Polop, Joaquín Parejo Díaz, Jesús Yagüe

Fotografía: Armando R. González Posada

Música: Micky y Los Tonys, Juan Erasmo Mochi, Joe Fuste

Intérpretes: Miguel Ángel Carreño (Micky), Juan Erasmo Mochi (Juan), María José Goyanes (Elena), Gloria Cámara (Isabel), Álvaro de Luna (Fausto), Antonio del Corral, Enrique Moddell, Juan María Fuster, Fernando Argenta (Los Tonys), José Luis Uribarri (él mismo), Goyo Lebrero (chófer de Los Tonys), Enrique Navarro (padre de Isabel), Luis Sánchez Polack “Tip” (hombre con tijeras), Emilio Laguna (empleado de la productora)…

Sinopsis: Juan es un joven cantante aficionado a la música moderna que trabaja en un restaurante donde le obligan a interpretar canciones pasadas de moda. Su amigo Fausto le propone ser miembro de Los Tonys, un conjunto ye-yé que conseguirá el éxito a raíz de la incorporación de Juan.

Megaton Ye-ye-1.JPG

Antes de Megatón Ye-Ye (Jesús Yagüe, 1965), como ya hemos indicado en anteriores entregas de este dossier, lo más pop que se había visto/oído en el cine español de los sesenta eran las performances de Conchita Velasco en la estupenda Historias de la televisión (1965) de José Luis Sáenz de Heredia, estrenada tan solo unos meses antes que la cinta de Yagüe. Pero al igual que ocurría con las películas del Dúo Dinámico, que hasta esa fecha pasaba por ser el conjunto de corte más moderno que pululaba por nuestro cine, la fuerza y el desparpajo de la popular chica ye-yé no parecía entrar del todo en sintonía con, pongamos por caso, aquella juventud afín a la british invasion que asistió al primer concierto de The Beatles en España el 2 de julio de 1965 en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Del mismo modo, el éxito de público obtenido en aquellas míticas matinales del Circo Price (1962-1964), sirvió para que bandas pioneras del por entonces conocido como twist hispano -Mike Ríos, Los Relámpagos, Los Pekenikes, Los Sonor, Micky y Los Tonys…- introdujeran en nuestra piel de toro nuevos y estimulantes sonidos que no tardarían en cuajar en diversos ámbitos de la cultura popular española. El programa de TVE Escala en hi-fi (1961-1967)[1] se puede considerar como el primero en llevar a los hogares españoles algo similar a lo que esta nueva ola proponía, mediante una especie de protovideoclips musicales interpretados por jóvenes artistas que adaptaban en playback, y traducidos al castellano, los éxitos foráneos de la música moderna del momento.

Megaton Ye-ye-6

Según comenta Miguel Ángel Carreño, más conocido como Micky, en el coloquio ofrecido por el programa Historia de nuestro cine de la 2 de TVE con motivo de la emisión de Megatón Ye-Ye en junio de 2016[2], fue Francisco Lara Polop quien le ofreció participar en la película inmediatamente después de haber asistido a una actuación en Madrid de Micky y Los Tonys. Polop, guionista y productor del filme que nos ocupa, había coincidido con el director de la misma, Jesús Yagüe, en La niña de luto (Manuel Summers, 1964), película donde el primero ejercía asimismo de productor, y de ayudante de dirección el segundo. Yagüe provenía del mundo del documental, donde había obtenido diversos galardones como el Premio Nacional de Cinematografía y el Premio Federación de Deportes por su cortometraje Los seis días (1964); su dominio de los aspectos técnicos le convertían en el mejor candidato para orquestar la puesta de largo de este primer experimento netamente spanish pop en nuestras pantallas. Otro artífice e impulsor de la propuesta posiblemente fuera Joaquín Parejo Díaz[3], coguionista de Megatón Ye-Ye junto a Polop y Yagüe, y nombre importante de la prensa musical española, además de director de dos decisivos (pero de difícil visionado) cortometrajes para el objeto de este dossier: La edad ye-yé (1965)[4] y La máquina que hace pop (1967).

Megaton Ye-ye-7.jpg

El elenco actoral se completaría con parte de la plantilla del citado programa Escala en hi-fi: su presentador, Juan Erasmo Mochi, y las actrices/cantantes María José Goyanes y Gloria Cámara. En el caso de Mochi, aunque el personaje que interpreta es un trasunto de sí mismo en cuanto a estilo vocal se refiere (canción melódica), su papel se encuentra alejado de las desenfadas presentaciones que ofrecía como maestro de ceremonias de dicho programa televisivo; el hecho de compartir idilio amoroso en la trama con Elena (María José Goyanes), acerca la película por momentos a un terreno intimista que intenta reflejar las relaciones de pareja entre los jóvenes a la manera que imperaba en los Nuevos Cines de la época, representados sobre todo por Michelangelo Antonioni y la Nouvelle Vague, pero también por el Nuevo Cine Español que empezaba a florecer. De la misma manera, María José Goyanes está bastante más comedida en su papel que en la posterior Los chicos del Preu (Pedro Lazaga, 1967), film que comparte espíritu pop con Megatón Ye-Ye, además de erigirse ambas en acertados retratos generacionales de la España del momento, más allá de sus valores estrictamente cinematográficos. El contrapunto transgresor e irreverente en relación a la pareja protagonista viene personificado en Micky, el histriónico “hombre de goma” cuyo personaje va siempre “dando la nota”, nunca mejor dicho, y se convierte en uno de los más destacados de la película -demostrando una sorprendente capacidad interpretativa-, con la inestimable ayuda del anfetamínico beat de Los Tonys, aunque los roles y diálogos de sus compañeros de banda sean meramente anecdóticos.

Megaton Ye-ye-5.JPG

El inicio de la película, durante los títulos de crédito, no puede ser más revelador en cuanto a la captación del momento musical/cultural de la época: en el escaparate de una tienda de discos conviven alegremente los vinilos de artistas como Marisol, Yves Montand, Johnny Hallyday y Antonio Molina; más adelante veremos la cartelera de un cine con dos estrenos que no pueden ser más antitéticos: Lawrence de Arabia (Lawrence of Arabia, David Lean, 1962) y Este perro mundo (Mondo Cane, Paolo Cavara, Gualtiero Jacopetti, Franco Prosperi, 1962). Tampoco es ajeno el filme al influjo musical francés en los gustos del público español, habitual consumidor de artistas francófonos; no hay que olvidar asimismo que todo el revuelo en torno a la moda ye-yé era directamente importado del país galo. En esa misma dirección parece apuntar el guion cuando nos presenta a Juan (Mochi) como un cantante a sueldo de un restaurante del que quiere huir a toda costa; declara haber vivido varios años en Paris y quizás por ello le han contratado en el local, donde interpreta con notable desgana anticuadas piezas que recuerdan a los clásicos de la chanson francesa. Hasta veremos a Micky cantando en francés en una de las secuencias finales…

Megaton Ye-ye-4.JPG

Triunfar en el mundo de la música, premisa recurrente en otras películas pop del periodo –A 45 revoluciones por minuto (Pedro Lazaga, 1969)-, es la motivación de Juan. Para ello se pone en manos de un culturista que responde al nombre de Fausto (¿alusión a la leyenda germana?), interpretado por Álvaro de Luna -en un papel de “forzudo” muy acorde a sus inicios en el cine como doble o especialista de acción-, y que hace las veces de manager de un grupo llamado Los Tonys. Juan se unirá al conjunto y a partir de ese momento todo irá viento en popa al resultar ganadores en un concurso de lanzamiento -donde compiten con otra banda llamada The Shakers[5]-.

Megaton Ye-ye-2.JPG

Es en el planteamiento inicial del argumento, apostando por un estilo musical (el garage rock) desconocido en España por entonces, y en las divertidas situaciones que se crean cuando la banda sale de gira –cf. cuando su coche se avería y deben continuar el viaje en un autobús repleto de turistas británicos, momento en el que Micky empieza a entonar el “Zorongo gitano” lorquiano para acabar en un fin de fiesta, arrebatos de bailaora incluidos por parte de Gloria Cámara, con Los Tonys interpretando su peculiar versión instrumental de la canción; una loable mixtura de aires flamencos y guitarras eléctricas surf a lo The Ventures o Dick Dale- donde residen los innegables punto de interés de Megatón Ye-Ye, llegando a usar Yagüe algunos recursos técnicos tan rompedores como el de la pantalla partida que emplea en alguno de los protovideoclips musicales; o leves apuntes metacinematográficos como el momento en el que Los Tonys conocen a su nuevo chófer y le exclaman: “nos suena tu cara de alguna película”; en efecto, se refieren a Goyo Lebrero, inolvidable secundario del cine español cuya peculiar fisonomía le hizo omnipresente en todo tipo de géneros a lo largo de las décadas de los cincuenta, sesenta y setenta; o el detalle de que Isabel (Gloria Cámara) conduzca un coche con el logotipo de Eva Films -productora de la película- debido a que su padre (Enrique Navarro) es el gerifalte de una compañía que se dedica a las coproducciones europeas. Hay otra escena donde el padre le recrimina a su hija que lea una revista donde se habla del cine social, aludiendo que “eso era en los tiempos del neorrealismo” y que se trata de una “lectura perniciosa”.

Megaton Ye-ye-3

Frente a estos interesantes apuntes que con el paso de los años han convertido a la película en obra de culto, sobre todo dentro del cine pop español, nos encontramos, por otro lado, ante una cinta de parco metraje[6] que no llega a concretar una historia coherente, perdiéndose en las intrigas del cuarteto amoroso que representan Mochi, Micky, María José Goyanes y Gloria Cámara; desaprovechando el concurso de actores cómicos de la valía de Luis Sánchez Polack “Tip” o Emilio Laguna en una escena sin diálogos, a lo slapstick, donde Los Tonys se pelean con el equipo de la película en la que van a intervenir, sin que tenga mucho sentido el asunto, más allá de que los técnicos parecen ser reacios a la “nueva ola”, según deducimos por sus comentarios entre golpe y golpe. No es de extrañar que, a modo explicativo, se opte por el uso de intertítulos acompañados de dibujos, como transición entre escenas, pero, sin embargo, este recurso no hace más que acentuar los ingredientes extremadamente inocentes que contiene el guion. Con todo, y debido a los aspectos positivos ya destacados, la película tuvo el mérito de ser seleccionada para representar a España en el Festival de San Sebastián de ese año, y es bastante mejor que la más comercial Codo con codo (Víctor Auz, 1967), película que se publicitó como supuesta secuela de ésta con frases como “retoma las cosas donde las dejaba Megatón Ye-Ye, mas sin tener nada en común con la presente aparte de ser también un film musical pop de artistas en busca del éxito, y contar con la participación de Micky como único representante del equipo técnico y artístico de la anterior.

Megaton Ye-ye-8.JPG

La siguiente incursión de Jesús Yagüe en el cine musical sería de otro estilo muy diferente: Los flamencos (1968), y para encontrar conexiones pop en su obra posterior habría que recurrir al dato de la autoría de la música firmada por Juan Pardo para su ignota cinta fantástica Los escondites (1969). Inmediatamente después emprendió una longeva carrera como realizador de televisión y estuvo tras las cámaras en el programa musical Mundo pop (1974), presentado por el también director de cine, productor musical, experto en desplumar casinos, y, en definitiva, talento multidisciplinar sevillano Gonzalo García Pelayo.

                                                                         Francisco Arco

[1] Programa dirigido por Fernando García de la Vega, exitoso realizador de TVE y codirector, junto a Ramón Torrado, de una posterior película pop como es En un mundo nuevo (1972), protagonizada por Karina. En Escala en hi-fi hicieron sus primeras actuaciones televisivas cantantes como Juan Pardo y la citada Karina, y actores como Concha Cuetos y Judy Stephen. En ambos casos sus carreras tendrían éxito posteriormente. También existe una versión cinematográfica del programa (de idéntica denominación) dirigida por Isidoro Martínez Ferry en 1963.

[2] http://www.rtve.es/alacarta/videos/historia-de-nuestro-cine/historia-nuestro-cine-coloquio-cine-musical/3645178/

[3] También fue ayudante de dirección en Los chicos con las chicas (1967) de Javier Aguirre. Más información de Joaquín Parejo Díaz en https://cvc.cervantes.es/el_rinconete/anteriores/noviembre_12/29112012_01.htm

[4] Rodado justo después de Megatón Ye-Ye y contando de nuevo con la presencia de Micky y Los Tonys. Mike Rivers y The Shakers son otros de los protagonistas del cortometraje, narrado por el actor Julián Mateos por medio de voz en off.

[5] Grupo pionero del garage rock español liderado por los hermanos Ricardo y José Luis Sáenz de Heredia, hijos del conocido director de cine del mismo nombre. Fueron teloneros del segundo concierto de The Beatles en España, el 3 de julio de 1965 en la plaza de toros Monumental de Barcelona. Además de en Megatón Ye-Ye, aparecieron en la película con niña cantora (Ana Belén) Zampo y yo (Luis Lucia, 1965) y en la comedia con Paco Martínez Soria La ciudad no es para mí (Pedro Lazaga, 1966).

[6] 77 minutos en la copia a la que hemos tenido acceso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s