Entrevista a Micky y Jesús Yagüe sobre “Megatón Ye-Ye”

Micky y Jesús Yagüe-1

El pasado viernes 29 de noviembre “Sala:B”, el espacio de Filmoteca Española comisariado por Álex Mendíbil dentro de la programación del cine Doré, acogió la proyección de un programa doble titulado “Cuando el cine hizo pop”, dedicado a recordar el cine musical moderno realizado en nuestro país en la segunda mitad de los sesenta. En sintonía con esta premisa, los títulos escogidos fueron Megatón Ye-Ye (1965), y Un español en la corte del rey Arturo (Fernando García de la Vega, 1964)[1], mediometraje perteneciente a un especial del famoso programa televisivo de la época Escala en hi-fi (1961-1967), que, como su nombre indica, versiona el famoso clásico literario de Mark Twain.

Como viene siendo habitual, además de recuperar y dar la oportunidad de visionar en pantalla grande estos dos olvidados títulos en copias en 35mm., la sesión contó con la presencia como maestros de ceremonias de Miguel Ángel Carreño “Micky” y Jesús Yagüe, actor y director, respectivamente, de Megatón Ye-Ye, la que podría considerarse la primera película española puramente pop, tanto por su novedosa orientación musical -el furioso garage beat de Micky y Los Tonys, tan distinto a todo lo escuchado anteriormente en nuestras pantallas durante la primera mitad de los sesenta[2]– como por su desenfadado espíritu yeyé, en clara sintonía con el cine de Richard Lester y The Beatles.

Como complemento a la reseña de la película que publicáramos coincidiendo con la celebración de esta sesión, y fieles a nuestro interés por estudiar esa parcela del cine español a la que hemos denominado “Spanish Pop Cinema” y de la que venimos comentando alguno de sus títulos más destacados puntualmente, no dejamos pasar la oportunidad de hablar con Micky y Jesús Yagüe, quienes, muy amablemente, atendieron a nuestra petición tras la presentación del film en “Sala:B”, para rememorar los entresijos de aquel rodaje y, en definitiva, sus recuerdos en torno a Megatón Ye-Ye a más de cincuenta años vista.

Megaton Ye-ye-poster

Megatón Ye-Ye es una película pionera dentro del cine musical español por ser la primera en mostrar esa nueva ola juvenil de la época en la gran pantalla. ¿Cómo llegáis a involucraros en el proyecto?

Micky: Nada más bajar del escenario, después de una actuación de Micky y Los Tonys por la zona del estadio Vicente Calderón, Francisco Lara Polop, productor y artífice de la película, nos propone participar en Megatón Ye-Ye. No sabíamos muy bien si iba en serio, pero para nosotros era una gran oportunidad que no podíamos dejar escapar. Decidimos tirar para adelante y colaborar lo máximo posible en todo el proceso.

Jesús Yagüe: Yo había coincidido con Paco Lara en el rodaje de La niña de luto (1964) de Manuel Summers, película en la que él era productor y yo ayudante de dirección. Unos meses después, Summers fue quien me avisó de que Paco Lara estaba buscando a un director para hacer una nueva película que resultó ser Megatón Ye-Ye. Me puse en contacto con él, le enseñé uno de los cortometrajes documentales que había hecho anteriormente y, sin terminar de verlo al completo, me dijo que el puesto era mío.

Llama la atención que en los títulos de crédito de la película después del nombre del director, que normalmente es el último en aparecer, figure el de Francisco Lara Polop como productor ejecutivo. ¿Era una forma de dejar claro por parte de este que, de algún modo, la película era suya?

Jesús Yagüe: Sí, es extraño, y es la única vez que me ha pasado algo parecido. Solo por eso podía haber demandado a Paco Lara, ya que por temas burocráticos siempre debe figurar el nombre del director el último en los créditos. En mi siguiente filme musical, Los Flamencos (1966), el productor intentó hacerme la misma jugada y finalmente le obligaron a cambiarlo.

Antes que en Micky y Los Tonys, ¿sabéis si se pensó en otro conjunto musical para protagonizar la película?

Micky: Yo creo que Paco Lara fue a tiro fijo. Seguramente le habló bien de nosotros Manuel Summers, con quien ya habíamos hecho alguna banda sonora. Ellos eran muy amigos por entonces y de esa conexión supongo que pudo surgir la oferta.

El guion está firmado por Joaquín Parejo Díaz, el propio Lara Polop y tú, Jesús. ¿Os repartisteis de algún modo su escritura?

Jesús Yagüe: Paco Lara aportó básicamente la idea del argumento, el típico “chico conoce a chica” entre Juan Erasmo Mochi y María José Goyanes. Además, ya tenía el reparto al completo escogido, aunque muchos de esos personajes ni siquiera estuvieran todavía reflejados en el guion. Me tuve que encargar de pulir esos detalles, sobre todo por medio de ideas que se nos ocurrían espontáneamente. Ahí es donde Micky jugó un papel importante por lo imaginativo y extrovertido que es. Joaquín Parejo Díaz me ayudó a terminar el escueto libreto que había entregado Paco Lara; era buen amigo mío y ya habíamos trabajado juntos en algún documental.

Micky y Jesús Yagüe-3
Micky, Jesús Yagüe y Álex Mendíbil durante la presentación de la proyección de “Megatón Ye-Ye” en “Sala:B” de Filmoteca Española

Jesús, y en tu caso, ¿te identificabas con esta nueva ola musical yeyé?

Jesús Yagüe: En principio yo no tenía nada que ver con este mundillo del pop y lo yeyé, pero como siempre hace un director de cara a preparar una película, empecé por ir a las actuaciones de Micky y Los Tonys y a los clubes que ellos frecuentaban. Fue un proceso similar al que llevé a cabo poco tiempo después para Los Flamencos; estuve cuatro meses acudiendo a los tablaos para empaparme de la esencia que quería plasmar en la pantalla.

Micky y Los Tonys participasteis posteriormente en La edad Ye-Ye (1965), cortometraje realizado por Joaquín Parejo Díaz, uno de los tres guionistas de Megatón Ye-Ye. Dado que hoy en día es muy difícil acceder a su visionado, ¿qué nos podéis contar de aquella experiencia? ¿Estaba relacionado el cortometraje de algún modo con vuestra película?

Jesús Yagüe: Sí, básicamente lo que hizo Joaquín fue un refrito de Megatón Ye-Ye: utilizó fotografías y escenas concretas de la película junto a declaraciones de algunos conjuntos de la época. Hace como unos diez años, Micky y yo estuvimos en un festival de Gijón[3] dedicado a este tipo de música, y proyectaron de forma conjunta Megatón Ye-Ye y La edad Ye-Ye.

Megatón Ye-Ye se estrenó justamente un año después de ¡Qué noche la de aquel día! (A Hard Day’s Night, 1964), la película de Richard Lester con The Beatles que revolucionó el concepto del cine musical moderno. ¿Era vuestra principal influencia?

Jesús Yagüe: Cuando vi la película de Lester me pareció de lo más rompedora, sobre todo respecto a lo que se hacía en el cine musical español del momento. Creía que Megatón Ye-Ye podía ir por un camino similar, a pesar de que nuestra historia tenía bastante menos gracia y que no funcionaba tan bien como aquella…

Aun así, en Megatón Ye-Ye, además de su novedosa orientación juvenil, se advierten ideas narrativas y de montaje poco ortodoxas para la época. ¿Era fruto de tu formación anterior como documentalista?

Jesús Yagüe: Por supuesto. Un director siempre va adquiriendo experiencia de todos los proyectos en los que se implica, aunque algunos dejen más poso que otros. Además, siempre retenemos algún tipo de influencia externa, de algún director o de otras películas que hemos visto.

Siguiendo con las posibles influencias de la película, algunos críticos han comentado que las secuencias que ilustran el inicio de la historia de amor entre los personajes de Juan Erasmo Mochi y María José Goyanes tienen un tono similar al de algunas películas de la Nouvelle Vague

Jesús Yagüe: Se suele comentar eso, pero lo cierto es que yo no conocía nada de la Nouvelle Vague. Es curioso, porque cuando emitieron Megatón Ye-Ye en el programa Historia de nuestro cine de TVE, el crítico que presentaba la película[4] decía que se notaba la influencia de Lola (Lola, Jacques Demy, 1961), film que yo no había visto aún por entonces.

Micky y Jesús Yagüe-2

¿Cómo surge la idea de usar intertítulos con dibujos a modo de transición entre escenas?

Jesús Yagüe: Principalmente porque la película no llegaba a una duración estándar. Me asusté un poco, y entonces le pedí a Manuel Summers que hiciera esos dibujos para que la historia tuviera más continuidad. También era como una manera de quitarle trascendencia al argumento, que me parecía muy inocente. En el proceso de montaje me empecé a dar cuenta de que alguien estaba cambiando cosas a su gusto. Según me dijo el montador de la película, Paco Lara estaba metiendo mano en la moviola por las tardes, después de que yo fuera por las mañanas…

Me vi obligado a hacer nuevos cortes que derivaron en que la acción fuese muy rápida en algunos tramos. Había como dos películas distintas dentro de una: las escenas de Micky y Los Tonys, donde sucedían todo tipo de cosas, y las de Mochi, que no tenían nada que ver, con un ritmo más pausado; de ahí que optara por dos ritmos narrativos distintos según el caso. Megatón Ye-Ye comienza como una historia donde Mochi parece ser el protagonista, aunque más adelante es Micky quien lleva “la voz cantante”, posiblemente por méritos propios…

Micky: Hombre, tampoco es eso. Creo que tiene más que ver con el carácter distinto de cada uno. A Mochi le tocó el papel de crooner, de guaperas, y yo era el típico “enreda” que siempre atrae al púbico porque queda más resultón. También pudo influir el hecho de que la voz de Mochi está doblada por otro actor debido a que tenía un marcado acento balear, y en mi caso soy yo mismo quien me doblo, lo que siempre queda más natural.

Recuerdo una crítica de la película en el periódico ABC, firmada por Antonio Fernández-Cid, en la que decía algo así como: “Megatón Ye-Ye nos descubre a un personaje llamado Micky que, aunque parece tener madera de actor, necesita encontrar a un director que lo talle.”

Jesús Yagüe: Respecto a lo del doblaje, recuerdo que el productor me dijo que había que doblar a Micky y yo me opuse aludiendo que no era necesario. Tampoco lo era en el caso de María José Goyanes o en el de Gloria Cámara…

Teniendo en cuenta que casi todo el reparto estaba formado por actores con poca o ninguna experiencia en el cine, el trabajo de todos ellos resulta bastante convincente…

Jesús Yagüe: Hubo de todo. En Los Tonys, estaba el caso del bajista, Juan María Fuster; aquel pobre hombre no tenía nada que ver con el cine (risas), tenía poco talento como actor, me costaba un montón hacer los planos con él. Con Mochi por ejemplo, bien, resultaba correcto…

Micky: Para mí fue una primera experiencia maravillosa. Con el paso de los años he notado que algunas de mis interpretaciones en la película tienen poca credibilidad pero, por otro lado, hay algunas escenas como aquella dentro de un plató de cine, donde canto “Tú serás muy feliz”, en las que me sorprendo del resultado. Mucho más teniendo en cuenta que era un plano secuencia y no había opción de hacer cortes de montaje.

¿Hay algo del aspecto interpretativo que no estuviera en el guion? Nos referimos a si hubo libertad para improvisar en alguna escena, como, por ejemplo, aquella donde tocáis el “Zorongo Gitano” dentro de un autobús, y que nos parece sin duda una de las más conseguidas…

Micky: Pues creo recordar que sí, que fue casi improvisada… Había un playback previo de mi voz, del momento en que me arranco cantando flamenco, pero lo único que nos dijeron era que al siguiente día iba a sonar ese playback y el “Zorongo Gitano” en la escena del autobús subiendo a Navacerrada.

Otra escena que fue totalmente improvisada es aquella en la que me hago pasar por invidente con la intención de que una chica me ayude a cruzar la calle. Recuerdo que la actriz era Verónica Luján, una mujer guapísima.

Hay un momento a lo slapstick en la película donde Los Tonys se pelean con los empleados de una productora entre los que se vislumbra fugazmente a actores tan populares como Emilio Laguna y Luis Sánchez Polack. ¿Esta breve colaboración obedecía a motivos presupuestarios?

Jesús Yagüe: A esos dos actores los elegí yo. Aunque era mi primera película, yo ya tenía contacto con este tipo de intérpretes conocidos, y pensé que juntar a gente como “Tip”, Emilio Laguna o Roberto Llamas, que eran actores con una gran capacidad para el histrionismo, podía ser una auténtica bomba. Por otra parte, quería hacer algo parecido a aquella famosa escena del camarote de los hermanos Marx, y ese fue el referente. Posiblemente nos quedó un poco corta, debería de haberla alargado un poco más para explotarla mejor.

Megatón Ye-Ye-1a
Micky travestido de su abuela en una escena de “Megatón Ye-Ye”

En los títulos de crédito reza que todas las canciones incluidas en Megatón Ye-Ye están creadas ex profeso para la película por Micky y los Tonys. ¿Cómo fue este proceso? ¿Se compusieron las canciones antes del rodaje?

Micky: Lo que hacíamos era reunirnos en la casa de Juan María Fuster, bajista de Los Tonys, con Paco Lara Polop y Joaquín Parejo Díaz. Unos días antes de rodar cada escena nos pasaban el guion y a partir de ahí pensábamos en qué tipo de música le iría bien en cada momento. Por ejemplo, para los títulos de crédito por la Gran Vía madrileña pensamos que lo más adecuado era un rock and roll; una especie de swing para la presentación del personaje de Álvaro de Luna… Muchas de estas piezas se grababan justo antes de la filmación de las escenas con sonido directo, sin pensar en la publicación del disco, como finalmente ocurrió.

Jesús Yagüe: Yo no recuerdo asistir a las reuniones que comenta Micky pero, antes de rodar esas escenas que se hacían a modo de playbacks, escuchaba las grabaciones previas de la música y, si se daba el caso, me fijaba en lo que las letras decían para que todo ello estuviera representado en la película. Es exactamente lo mismo que hice para Los Flamencos, y era el proceso habitual para realizar cualquier película musical.

Micky y Los Tonys ya contabais con un single, “Ma Vie/Las Lagarteranas”, fechado en 1964 y que incluía un tema en francés. Aun así, llama la atención que en Megatón Ye-Ye interpretéis en dicho idioma la balada “Un bel amour”. Del mismo modo, Juan Erasmo Mochi canta otra canción en francés en la película. ¿Era una manera de reconocer a nuestros vecinos galos como los impulsores de la moda yeyé?

Micky: No, eso fue idea de Gloria Cámara. Ella hablaba muy bien ese idioma y creo recordar que también tenía un novio francés. De hecho, la canción “Un bel amour” se la dediqué un poco indirectamente a ella…

En su momento Megatón Ye-Ye no tuvo una gran repercusión en taquilla. Según datos del Ministerio de Cultura fue vista por medio millón de espectadores, lo que en aquella época no era demasiado. ¿Recordáis cuál fue la reacción del público en el estreno?

Jesús Yagüe: El día del estreno en el cine Paz de Madrid había mucha gente del gremio y recuerdo cómo Carlos Saura, al que yo solo conocía de vista por entonces, se acercó a mí y me felicitó por la película diciendo que le había gustado mucho. Pero, aparte de eso, las reacciones ante la película fueron más bien de indiferencia generalizada.

Todo lo contrario que en el más reciente festival de Gijón que antes te comentaba, donde la película fue un éxito. El patio de butacas estaba a rebosar, incluso había algunos críticos de cine entre el público, y al final la gente hasta aplaudió la proyección.

Micky: Yo creo que es ahora cuando está empezando a gustar más. Sí que puedo comentar que en su momento hicimos una gira por toda España para promocionar la película. En ella, Micky y Los Tonys actuábamos después de la proyección y tuvimos gran aceptación, sobre todo por parte de las fans femeninas. En el cine Paz de Madrid sufrimos un auténtico fenómeno de “aplastamiento de fans”; la gente se volvía loca con nosotros…

¿Y cómo fue recibida Megatón Ye-Ye en el Festival de San Sebastián, donde fue elegida para representar a España?

Jesús Yagüe: De hecho, se estrenó antes en San Sebastián que en Madrid. Pero fue un fracaso; pasó por el festival sin pena ni gloria. Imponía un poco que nuestra cinta se codeara con filmes internacionales muy sesudos y de mayor ambición. Me chocaba también que, pudiendo escoger películas españolas más interesantes que la nuestra, dirigidas por algunos colegas de profesión, hubieran elegido a Megatón Ye-Ye. Así se lo hice saber a José María García Escudero[5] en San Sebastián. Me dijo que esas películas de las que le hablaba eran menos políticamente correctas que la mía, y que estuviera tranquilo que iba a gustar mucho, que era perfecta para el festival…

Micky: A mí lo que más me impactó fue poder ver a Kim Novak en persona (risas). También recuerdo una película italiana sobre una mujer que quería mantener relaciones sexuales en situaciones de riesgo, algo muy polémico para la época. Aparte, hubo otra anécdota en la que el verdadero riesgo fue para nosotros. Aprovechando que habíamos ido al festival, Los Tonys aprovechamos para tocar en un garito de San Sebastián y así poder ganar algún dinero extra. Pero, no sé ni cómo, al momento de empezar ya había un grupo de gente que nos insultaba. Creo que todo aquello venía porque la película no había gustado en el festival; a Paco Lara Polop tuvimos que templarle los nervios porque la cosa empezó a ponerse seria…

Mirando en retrospectiva, ¿qué supuso el hecho de haber participado en Megatón Ye-Ye para vuestras respectivas carreras?

Jesús Yagüe: Pues lo cierto es que una vez terminada la película pasaron varios meses sin que recibiera ninguna nueva oferta. Ya me quedaba poco dinero del que me habían pagado por hacerla cuando al año siguiente me surgió la oportunidad de dirigir Tres perros locos, locos (1966), una película infantil; una especie de Marcelino, pan y vino (1955) pero con perros, en la cual también participé en el guion.

No me ofrecieron nunca más hacer otra película de corte pop, y en el caso de Los Flamencos, no creas que mi elección fue a raíz de haber hecho Megatón Ye-Ye; por aquella época el reparto de trabajo en nuestro cine era muy casposo: cualquier película que fuese la tercera dirigida por un realizador recibía una subvención. Me eligieron a mí por ese motivo, pero Los Flamencos la podía haber hecho cualquier otro director en mi misma situación. No obstante, esta última experiencia musical en el cine fue muy satisfactoria para mí: me entendí muy bien con el otro guionista, Pedro Gil, y es una película que me dio más satisfacciones que Megatón Ye-Ye o la segunda que hice, que las sentía más como meros encargos.

Micky: Para Micky y Los Tonys fue una experiencia muy positiva, no solo en su momento, también años después y en la actualidad: Alaska/Olvido Gara la reivindicó hace algunos años y consiguió llenar un cine de Madrid en una reposición; en aquel festival de Gijón que comentaba Jesús antes, tuve sentado a mi lado a Jorge de Ilegales durante la proyección, un tipo muy simpático, pero muy exigente, que no hizo más que alabar el sonido de las guitarras durante la proyección. Y ahora mismo estoy tocando con una banda muy poderosa llamada Los Colosos del Ritmo y el cuarenta por ciento del repertorio es material de Megatón Ye-Ye…

Pese a lo que dices, Jesús, la experiencia de Megatón Ye-Ye, ¿te pudo servir de algún modo para afrontar futuros programas musicales de TVE como El hotel de las mil y una estrellas (1978-1979) o Mundo pop (1974)?

Jesús Yagüe: En Mundo pop yo ejercí solamente de realizador, no tuve ningún control sobre los contenidos musicales. En El hotel de las mil y una estrellas intenté hacer un tipo de comedia al estilo del cine musical norteamericano de los años cuarenta, cosa que descubrí que era muy complicada. No quedé muy contento con el resultado[6]. Conté con la presencia en ese programa de muchos artistas pop de la época: Massiel, Junior, Rocío Durcal… hasta estuvo Micky cantando su “Sexy Caroline” (risas)… Y hubo alguna curiosidad a destacar, como la primera aparición en televisión de Bibi Andersen/Bibiana Fernández, de la que recuerdo que no había manera para que se coordinara con el playback

También hice un cortometraje musical de unos diez minutos con Los Canarios en la azotea de Prado del Rey de TVE, al estilo de aquello que hicieron The Beatles en su último concierto.

Francisco Arco & José Luis Salvador Estébenez

Megaton Ye-ye-1

[1] Programa disponible para su visionado en RTVE a la carta: http://www.rtve.es/alacarta/videos/escala-en-hi-fi/espanol-corte-del-rey-arturo/3408821/

[2] Para encontrar un precedente pop similar, y anterior en el cine español, habría que retrotraerse a la película Los felices sesenta (1963) de Jaime Camino; film moderno para su tiempo, aunque no de corte musical, donde durante una escena que se desarrolla en una discoteca se pueden escuchar varias piezas interpretadas por Los Mustang, otro conjunto pionero del pop español.

[3] Es muy posible que se refiera al EuroYeyé de Gijón, festival ya existente en las fechas a las que hace referencia Jesús Yagüe y evento que todavía se celebra cada año. Más información: https://euroyeye.es/

[4] Se refiere al crítico Luis E. Parés, habitual colaborador en las presentaciones del citado programa. En el siguiente enlace se puede ver la presentación completa de dicha emisión televisiva: http://www.rtve.es/alacarta/videos/historia-de-nuestro-cine/historia-nuestro-cine-megaton-ye-ye-presentacion/3641524/

[5] José María García Escudero era por entonces el director general de Cinematografía y Teatro.

[6] El programa, una especie de mezcla entre comedia de enredo y actuaciones musicales, estaba protagonizado por Luis Aguilé, y en su día fue un total fracaso, en parte debido al habitual desprecio del público español por el musical clásico americano. También le hizo daño que se programara los viernes por la noche, justo después de un ciclo en el segundo canal de Busby Berkeley, por lo que la comparación era inevitable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s