A Christmas Album

A Christmas Album-1

Título original: A Christmas Album

Año: 1981 (Estados Unidos)

Director: Buddy Giovinazzo

Guionista: Buddy Giovinazzo

Fotografía: John Esposito

Intérpretes: Olga Sanchez, Michael Tierno

Sinopsis: Dos jóvenes enamorados se entregan los regalos de Navidad. Todo parece normal hasta que el chico abre el primer obsequio…

A Christmas Album-4

Al igual que en el formato largometraje, la Navidad es un tema recurrente en las historias de breve duración, y no es infrecuente encontrar cortos cuyos guiones se encuadran en tan determinadas fechas. Ya en los orígenes del cine George Méliès filmó Le reve de Noël (1901), y si repasamos la parrilla del reciente SITGES 2019 nos encontramos con La última Navidad del universo (2019) de David Muñoz y Adrián Cardona; por el camino, infinidad de propuestas abanderadas por nombres como los de D.W. Griffith, Don Siegel, Natalia Mateo, Leo McCarey o Tirso Calero. Y por supuesto, no todos están cortados por el mismo patrón, pues aunque las fechas inviten a pensar en armonía y felicidad, muchos realizadores optan por jugar en otro terreno, trasladando a tan idílicos paisajes las pesadillas más terribles. Es el caso del cortometraje que aquí reseñamos, A Christmas Album (1982), de Buddy Giovinazzo.

A Christmas Album-3

Encuadrado en la primera etapa como realizador de Giovinazzo, compuesta por una serie de cortos de carácter underground, A Christmas Album cuenta el momento exacto en que una pareja enamorada abre los regalos de Navidad. Frente al árbol, en un escenario idílico, el chico recibe un presente en forma de vinilo, el cual es puesto en el tocadiscos del salón; el contenido musical no puede ser más inesperado, unas melodías demoniacas que hacen enloquecer a nuestro protagonista, generando un ambiente hostil que nada tiene que ver con el típico festejo navideño. Así, en tan solo siete minutos y un único escenario, Buddy Giovinazzo es capaz jugar con el espectador, logrando que en tan solo un segundo, lo que dura una enloquecida mirada del actor Michael Tierno tras escuchar la melodía, se pase del cine romántico al género de terror, incomodando cada vez más al posible público que se enfrente al filme. Un momento desagradable y molesto que va en consonancia con el resto de la obra del director (quienes hayan visto Subconscious Realities [1980]o The Lobotomy [1980] sabrán a lo que me refiero), un cineasta que a lo largo de su carrera ha logrado lo más complicado para un creador: componer un universo propio, un estilo singular que permite que los personajes de sus películas se muevan por terrenos comunes. De hecho, el final de A Christmas Album conecta de alguna manera con la conclusión del largometraje más conocido de Giovinazzo, Combat Shock (1984): cuando ambos personajes son conscientes de la realidad en la que viven, deciden cortar en seco suicidándose con un tiro en la cabeza. Cierto es que Combat Shock usa la violencia para criticar un sistema estadounidense totalmente podrido, mientras que el corto navideño emplea dicha severidad para atacar a una festividad absurda desde el punto de vista de su responsable, así como a una sociedad consumista y obsesionada con los regalos. Y es que como el propio Giovinazzo indicaba, y aunque el leitmotiv de su historia sea una banda sonora propia del Anticristo: me apetecía hacer una película irónica sobre la Navidad, y no ironizar sobre el satanismo[1]”.

A Christmas Album-2

Más allá del simple divertimento gore como muchos han querido apuntar, las primeras obras de Giovinazzo esconden una lectura cautivadora acerca del sistema norteamericano de hace unas décadas. Y, además, es probable que A Christmas Album sea el mejor de los trabajos que el neoyorquino facturó en formato breve[2], la perfecta sátira para contemplar y reflexionar en estos días destacados, similar, ¿por qué no?, a aquel brutal mensaje en forma de corto-denuncia contra la Guerra de Vietnam que Martin Scorsese nos lanzó con The Big Shave (1967).

Javier Pueyo

[1] Cita extraída de una entrevista realizada por Marcus Stiglegger para el portal ikonenmagazin.de

[2] No cuento Maniac II: Mr. Robbie (1986), pues aunque años después de su realización se comercializó como cortometraje, nació a modo de teaser en busca de financiación para la elaboración de un largometraje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s