Entrevista a Monika Kowalska, protagonista de “La rusa”

Hace pocas semanas, en pleno confinamiento, se estrenó en plataformas digitales como Filmin o FlixOlé la película La rusa, opera primade Aritz Ortiz, una estupenda propuesta encuadrada en las coordenadas del thriller rural que, por momentos, recuerda a otros filmes patrios como La noche de la ira (1985) de Javier Elorrieta. Protagonizada por Monika Kowalska, contactamos con la actriz para que nos contaras algunos detalles de la filmación, así como de sus impresiones acerca de tan peculiar estreno.

¿Cómo te convertiste en la protagonista de La rusa? ¿Conocías previamente a Aritz Ortiz, el realizador y guionista?

Fui al casting sin conocer al director. Tuve la suerte de encajar y poder ser la protagonista.

¿Qué te atrajo del personaje de Svitlana? Sin duda es un rol con mucho trasfondo que abordas estupendamente y, además, se puede decir que es el detonante que hace que arranque la historia…

Rápidamente pude empatizar con el personaje de La Rusa. Su situación me ha llegado al corazón y tenía ganas de vivir la transformación interior desde la apatía y la desgana hasta el despertar de sus sueños por cambiar su futuro. 

¿Hubo cambios respecto al guion original del filme?

Durante los ensayos hacíamos los pequeños cambios necesarios para que todo fuese lo más fluido posible, pero me parece que el director tenía muy clara toda la historia desde el minuto uno. A veces intentábamos convencerle de que nos faltaba una parte de amor entre los protagonistas e, incluso, algún pequeño roce, pero no hubo forma (risas). 

Se trata de la primera película de Aritz Ortiz, ¿qué tal el rodaje con un director novel? A lo largo de tu carrera ya has participado en otras operas primas, como El destierro (2015) de Arturo Ruíz o La puerta abierta (2016) de Marina Seresesky…

Tuve mucha suerte con los directores que mencionas ya que los tres son personas que saben lo que quieren y en cada situación buscan soluciones. Aritz se merece una estatua por su templanza, porque fue un rodaje muy gafado y él ha sido un gran ejemplo de no estancarse nunca, ni perder los nervios a pesar de las difíciles circunstancias.

La película se rodó en quince días, ¿cómo fue la experiencia de abordar el trabajo en tan poco tiempo? 

¿Sinceramente? Fue una locura… hacía cuarenta grados a la sombra y por momentos nada parecía colaborar con nuestras ganas de rodar. Tuvimos que adaptarnos, reinventarnos y apoyarnos mutuamente. Cada día al acabar la larga jornada nos reíamos de todo lo que no pudimos controlar y planificábamos el día siguiente con mucha ilusión.  

Si te soy sincero, no conocía a Xóse Núñez, quien coprotagoniza la película junto contigo, pero encuentro que está fantástico en su papel y posee una presencia muy adecuada para la cinta. ¿Cómo fue tu experiencia laboral junto a él y el resto de los actores (Eduardo Rosa, Manuel Larrea…)? ¿Habías coincidido con ellos en algún trabajo previo?

Todos los actores colaboramos generosamente desde el primer día de los ensayos hasta el último minuto del rodaje. No nos conocíamos previamente, pero nos llevamos genial.

La historia tiene lugar en un pueblo de muy pocos habitantes, y posee un ambiente casi fantasmal. Por otra parte, en los créditos finales se detecta que el equipo técnico y de producción de la película era reducido. ¿Crees que estas condiciones ayudaron en cierta manera a crear ese ambiente casi vacío e intimista que se aprecia en la cinta?

Nos hubiese encantado tener un equipo más completo, pero fueron unas fechas muy difíciles, teníamos un presupuesto reducido y rodábamos en un lugar muy familiar. Además, el tercer día y por temas personales se fueron dos miembros “imprescindibles” en un equipo de rodaje y los demás tuvimos que ponernos las pilas para cuidar de sus obligaciones también. Lo que espero es que se note que todos, a pesar de los inconvenientes, nos hemos esforzado y trabajado con amor y ganas para poder terminar esta cinta. 

La rusa se rodó en Valdetorres, Badajoz, y tengo entendido que el pueblo se volcó en el rodaje y os ayudó en algunas tareas; mucha gente apareció como extras, por ejemplo. ¿Podrías contar alguna anécdota al respecto?

Ah, sí… la gente del pueblo ha colaborado como si fuesen unos profesionales. Y no solamente como extras; nos mimaban a diario con delicias de Extremadura, a mí personalmente me contaban historias de amor y desamor, y me pasaban las recetas de sus platos. Me encantó rodar en un ambiente real, con gente que vive allí. Lo han hecho de manera excelente y estamos muy orgullosos de sus intervenciones en la película.

Después de Pullman (2019) de Toni Bestard, en la que realizas uno de los papeles principales, La rusa ha sido la segunda película que estrenas en plataformas en plena época de confinamiento por la pandemia del Covid-19. Desde tu posición de actriz, ¿cuál es tu visión acerca de este hecho?

Es cierto que durante el confinamiento he estrenado estas dos películas por internet y, por una parte, me da pena no poder sentir el calor del público en un cine, ni poder compartir el proyecto con muchas personas a la vez en la gran pantalla. Pero por el otro lado creo que ese va a ser nuestro futuro. Somos tan tecnológicos y cómodos que nos gusta ver todo desde casa y más ahora en tiempos de distanciamiento social. Estas plataformas ofrecen algo muy bueno: desde nuestro sofá podemos descubrir muchas perlitas de cine español que de otra manera pasarían desapercibidas.

Javier Pueyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s