Mi amigo pony

 

Sinopsis: Cécile, una niña de diez años, se muda al sur de Francia con su madre Louise, aunque su integración en el pueblo no es fácil. Cuando un circo ambulante se instala en las inmediaciones, Cécile descubre que Poly, el poni estrella del espectáculo, es maltratado. Es entonces cuando decide protegerlo y planear su rescate.

 


Título original: Poly
Año: 2020 (Francia)
Director: Nicolas Vanier
Productores: Yves Darondeau, Thierry Desmichelle, Emmanuel Priou
Guionistas: Maxime Giffard, Jérôme Tonnerre, Nicolas Vanier basándose en el original de Cécile Aubry
Fotografía: Christophe Graillot
Música: Éric Neveux
Intérpretes: Elisa de Lambert (Cécile), Julie Gayet (Louise), François Cluzet (Victor), Patrick Timsit (Brancalou), Orian Castano (Pablo), Yohann Drouin (Bruno), Clément Huot (Vincent), Calli Peysson (Nicole), Jade Colombet (la pequeña), Gabin Didier (el pequeño), Matthieu Pillard (Ficelle), Patrick de Valette (Riton), Anne-Marie Pisani (Gina), Gérard Dubouche (alcalde), Mathilde Dromard (Colette), Luc Palun, Jean-Jérôme Esposito (gendarmes), Alain Cauchi, Odile Picard (carniceros), Lionel Poulain (dueño del café), Pascal Turmo, Christian Mazucchini (clientes del café), Jean-Paul Joguin (agricultor), Hélène Ferracci (granjera), Stéphanie Fresse (criadora de cerdos), Matthieu Warter…

Poly ha pasado a la historia como uno de los principales hitos de la televisión francesa de la década de los sesenta y primeros setenta. Creado por la escritora, actriz, directora y guionista Cécile Aubry, las aventuras de este poni marcarían a toda una generación de pequeños espectadores que crecieron ante sus imágenes. Buena muestra de su impacto es que entre 1961 y 1973 el equino protagonizaría nueve series de una única temporada que lo trasladarían desde Francia a Portugal, Túnez o Italia. No solo eso, sino que, además, la propia Aubry prolongó sus andanzas en el medio escrito hasta bien mediados los ochenta, publicando más de una veintena de novelas protagonizadas por Poly, muchas de ellas basadas en las series previas. A punto de cumplirse sesenta años desde su nacimiento, el especialista en cine naturalista y familiar Nicolas Vanier ha decidido resucitar a Poly en la gran pantalla, repitiendo lo que ya efectuara hace unos años con la otra más recordada creación de Cécile Aubry en la homónima Belle y Sebastián (Belle et Sébastien, 2013), la cual a día de hoy ha deparado dos secuelas a manos de diferentes directores, además de una serie de animación.

Ignoro hasta qué punto la traslación realizada por Vanier es fiel a un material que, debo admitirlo, conozco superficialmente y solo de oídas. Por lo que he podido investigar, Mi amigo Pony (Poly, 2020)[1], se basa en la primera serie de la franquicia, la homónima Poly, también conocida como Poly et le Mystère du château. Lo más curioso del caso es que, a pesar de partir de esta base ajena, el film resultante guarda grandes similitudes a niveles argumentales con el anterior trabajo de su director, la apreciable Volando juntos (Donne-moi des ailes, 2019), basada a su vez en hechos reales. Tanto es así que, salvo ligeras variaciones, su planteamiento y evolución narrativa es, básicamente, la misma. En ambos casos, la historia está protagonizada por un infante que se ve obligado en contra de su voluntad a irse a vivir con uno de sus progenitores desde la gran ciudad al medio rural. Sin embargo, su inicial rechazo hacia ese nuevo entorno irá mutando a raíz de su encuentro con unos animales (unos patos de una especie en peligro de extinción en Volando juntos, el poni que le da título en su versión original en la que nos ocupa), junto a los que acabará emprendiendo en secreto un viaje con destino incierto con el objeto de salvarlos de la muerte.

A igualdad de componentes, la principal diferencia a nivel ornamental entre una y otra radica en su diferente ubicación temporal. La decisión de ambientar la presente en una localidad de la Francia profunda en la época coetánea a la serie original permite a Vanier y sus coguionistas ilustrar la cerrazón mental de aquella sociedad, mostrando algunos de sus males endémicos, caso de su machismo o discriminación de los forasteros. Una circunstancia que es sintetizada en un par de escenas insertadas al inicio film, tras la llegada de Cécile, la niña protagonista, y su madre Louise a la pequeña localidad del sur del país en la que transcurre la trama, donde la primera ha abierto una especie de casa de socorro. Así, la primera clienta del consultorio de Louise le comentará que ella también tuvo dificultades para ser aceptada cuando llegó a la población, “y eso que no era parisina… ni divorciada”. Una escena que, en cierto modo, se repite un poco más tarde con Cécile, cuando el jefe de la pandilla de niños del pueblo se oponga a que “La Parisina”, tal y como se refieren a ellos, les acompañe en su excursión en bicicleta al campo.

Paradójicamente, todos estos apuntes sobre un tipo de mentalidad de un lugar y una época muy concreta son entremezclados con diferentes temas de corte ecológico, tan habituales en el cine de Venier, como el veganismo o la denuncia del maltrato al que son sometidos los animales por parte de los circos tradicionales. Un contenido que es servido desde una óptica actual un tanto anacrónica con los tiempos en los que se desarrolla la trama, por más que brinden algún hallazgo visual, singularizado por ese cementerio con cruces en el que Cécile “da sepultura” a la carne que su madre le pone para comer y que ella se niega a ingerir tras su toma de conciencia. Véase al respecto la secuencia en la que la pequeña y uno de sus amigos hacen una pintada en el escaparate de la carnicería en el que se acusa a su dueño de “asesino de animales”, que diríase es destinada antes a adoctrinar a los infantes espectadores a los que, en primera instancia, va dirigido el film.

Esta carga ideológica y discursiva contrasta, además, con la simpleza de un trazado abonado al tópico y el cliché. No solo por esa caricaturesca pareja de gendarmes estúpidos y torpes, sino por resoluciones como aquella de la persecución en el río de Cécile y Poly por parte del responsable del circo al que pertenece el equino, y que finalizará cuando este se dé cuenta de que la balsa que transporta a la niña y al animal se dirige de forma directa a una cascada. Ejemplos como este ponen de relieve el grado de predictibilidad con el que se suceden los acontecimientos, a tal punto de que el comportamiento de los diferentes personajes que pueblan la ficción y su futura relación entre sí es fácilmente adivinable desde el primer momento. Eso por no hablar de un impostado happy end que se lleva por delante cualquier resquicio de verosimilitud en lo narrado que pudiera quedar aún.

Unos defectos que podrían ser justificables por su condición de película infantil, con todo lo que ello conlleva, pero que sorprende en una película con las ínfulas críticas y aleccionadoras ya comentadas. En cualquier caso, aun pasando por alto tales incongruencias, lo cierto es que en términos estrictamente cinematográficos, los resultados de Mi amigo Pony quedan lejos de la brillantez alcanzada por su director con la referida Volando juntos, a tal punto de hacer buena aquella máxima que comenta lo odioso de establecer comparaciones… máxime en casos como este.

José Luis Salvador Estébenez


[1] Lejos de la típica ocurrencia a la que tan acostumbrados nos tienen algunos distribuidores patrios, el cambio de denominación de la película en nuestro país puede verse como consecuencia del desconocimiento existente entre el público autóctono sobre el equino y sus andanzas, a pesar de que una de sus temporadas, de significativo título Poly en España/Poly en Espagne (1972), fuera ambientada y rodada en nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s