Fellini de los espíritus

 

Sinopsis: Fellini de los espíritus aborda “el mundo invisible”, espiritual y sobrenatural del cineasta italiano a través de materiales de archivo, algunos inéditos, imágenes de sus películas y entrevistas exclusivas.

 


Título original: Fellini degli spiriti
Año: 2020 (Italia)
Directora: Anselma Dell’Olio
Productores: Luciano Stella, Maria Carolina Terzi
Guionista: Anselma Dell’Olio
Fotografía: Daniele Botteselle
Música: Antonio Fresa
Intervinientes: Gianfranco Angelucci, Filippo Ascione, Leonetta Bentivoglio, Ermanno Cavazzoni, Damien Chazelle, Marina Cicogna, Andrea De Carlo, Gian Luca Farinelli, William Friedkin, Terry Gilliam, Andrea Minuz, Giuditta Miscioscia, Vincenzo Mollica, Antonio Monda, Nicola Piovani, Maurizio Porro, Fiammeta Profili, Gigi Proietti, Aldo Tassone, Serge Toubiana, Sergio Zavoli…

Como no podía ser de otra forma tratándose de uno de los nombres más importantes y fundamentales en la historia del séptimo arte, la figura de Federico Fellini ha dado pie a numerosos trabajos consagrados a desmenuzar su vida y obra, tanto en el medio escrito como en el audiovisual. Fellini de los espíritus (Fellini degli spiriti, 2020) es el último de estos exponentes dentro del campo del documental, al menos hasta la fecha. Dirigido por la también crítica Anselma Dell’Olio, quien en el 2018 se llevara el David de Donatello del formato por otro proyecto de similares características, La lucida follia di Marco Ferreri (2017), el origen del título que nos ocupa se inscribe en los fastos celebrados el pasado año para conmemorar el centenario del nacimiento del cineasta natural de Rimini, con todo lo que ello conlleva, mientras que su puesta de largo tuvo lugar durante la última edición del prestigioso festival de Cannes.

Puestos ya en antecedentes, es muy posible que la mencionada existencia a estas alturas de una nutrida filmografía de documentales dedicados a su objeto de estudio sean la causa de que el film en cuestiónse aparte del típico biopic al uso, y opte en cambio por un enfoque más novedoso con el que ganar en originalidad, por más que, paradójicamente, el nombre seleccionado para bautizarlo carezca de tal cualidad, a tal punto de ser muy similar, sin ir más lejos, al empleado por José Luis de Vilallonga para su libro de conversaciones con el cineasta italiano. Ello no quita, empero, para que su elección resulte de lo más adecuada. Y es que, más allá de su evidente juego con el título de uno de los films más emblemáticos y personales del director de 8 ½, Fellini de los espíritus se hace eco del declarado interés que su protagonista sentía por todo lo relacionado con aquello que podríamos denominar diferentes formas de superstición y espiritualidad, tomándolo como base a partir de la que desentrañar su genio creativo. Para tal fin, su realizadora se sirve de imágenes de archivo, algunas de ellas inéditas, junto a fragmentos de películas de Fellini y declaraciones rodadas exprofeso de diferentes personalidades relacionadas con el director y su obra, así como de otros cineastas, críticos y entendidos en la materia.

Con estos mimbres, el metraje se divide en media docena de capítulos, cuyos títulos e identificación numérica se corresponden con ciertos símbolos del I Ching, el milenario libro oracular chino que el cineasta consultaba casi a diario. A través de esos seis apartados, la película explora la relación de Fellini con materias tan dispares como la psicología, la religión, los sueños o el esoterismo, siguiendo un esquema común que se repite con ligeras variaciones de forma más o menos cíclica. Dichos bloques se inician así con la inclusión de un extracto de entrevista en la que Fellini responde a una pregunta relacionada sobre algún tema recurrente de su obra, al que siguen ejemplos de cómo lo dicho se refleja en su cine mientras los participantes congregados ilustran al respecto por medio de anécdotas vividas a su lado y/o apostillando. De esta forma, Dell’Olio parece querer dejar claro que en su documental es Fellini quien lleva la voz cantante, relegando el testimonio del resto de participantes a poco más que una mera comparsa con la que ratificar las ideas expuestas por éste. Una sensación que parece ser confirmada por el detalle de que en las apariciones de estos intervinientes, en su mayoría desconocidos para el gran público, solo aparezca en pantalla su nombre, omitiéndose en cambio cuál es su ocupación y/o relación con el cineasta, como si tal información careciera de importancia, no siendo significativamente hasta llegar a los créditos finales cuando dichos datos son revelados.

Pero el problema del que adolece Fellini de los espíritus está íntimamente ligado con su propio enfoque. Su pretensión de analizar el subconsciente del director y guionista provoca que en muchos compases su desarrollo se pierda, y con él su interés, en las farragosas peroratas pretendidamente intelectualoides de algunos entrevistados, dispuestos a demostrar el profundo conocimiento que poseen sobre la obra felliniana y sus dotes interpretativas. En este sentido, resulta pertinente recordar el momento en el que Roberto Benigni, quien protagonizó La voz de la luna (La voce della luna, 1990), la que a la postre fue la última película del maestro, explica a propósito de que este siguiera los postulados promovidos por Carl Gustav Jung que “a Federico no le interesaba el psicoanálisis, porque tenía la sensación de que Freud lo quería explicar todo. Fellini no quería que le explicasen todo ni hacer lo mismo con el espectador”. Un error en el que, sin embargo, cae el documental de Dell’Olio y que le acaba por convertir en un esfuerzo estéril por su inútil intento de racionalizar lo onírico, materializar lo intangible y ordenar lo etéreo. Fellini de los espíritus queda así limitado en su alcance al de mera curiosidad solo apta para iniciados en la vida y obra de Fellini, pero lejos, muy lejos, del documental definitivo sobre el principal genio del séptimo arte surgido en Italia que aspiraba a ser.

José Luis Salvador Estébenez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s