Massacre at Central High [vd: Masacre en Central High]

 

Sinopsis: En una escuela secundaria, una pandilla formada por cuatro jóvenes acomodados acosa a chicas y maltrata impunemente a quienes consideran inferiores física y económicamente. La llegada de David cambia drásticamente la situación ya que decide enfrentarse a ellos. Su antiguo amigo Mark, integrante de la pandilla violenta, intentará disuadirlo, mientras que la novia de este, Theresa, comienza a simpatizar con David…

 


Título original: Massacre at Central High
Año: 1976 (Estados Unidos)
Director: Rene Daalder
Productores: Jerome Bauman, Harold Sobel
Guionista: Rene Daalder
Fotografía: Bertrand Van Munster
Música: Tommy Leonetti
Intérpretes: Derrel Maury (David), Andrew Stevens (Mark), Robert Carradine (Spoony), Kimberly Beck (Theresa), Ray Underwood (Bruce), Steve Bond (Craig), Rex Steven Sikes (Rodney), Lani O’Grady (Jane), Damon Douglas (Paul), Dennis Kort (Arthur), Cheryl Smith (Mary), Jeffrey Winner (Oscar), Tom Logan (Harvey)…

En un principio, Massacre at Central High (escuela ficticia) transcurre en carriles que parecen un tanto previsibles. Se nos presenta prontamente a los cuatro matones, a sus víctimas usuales, a David, Mark y a Theresa. Rápidamente surge la simpatía entre David y Theresa y el intento de Mark (el menos cruel de la banda, unido a ellos por motivos de pura supervivencia personal) de mantener un equilibrio que claramente resultará imposible de lograr. Tras un intento de violación en banda a un par de chicas (sin que Mark participe), David las rescata y responde con una violencia tan efectiva que humilla a los matones los cuales, a su vez, responden con aun mucha mayor brutalidad.

Así, recordando los violentos flashs que vemos como adelanto en el principio, imaginamos un relato al estilo del futuro Curso 1984 (Class of 1984, Mark Lester, 1981), con el grupo de matones enfrentados, ya no a un profesor como en aquella, sino a un estudiante liderando el contraataque. Atestiguando la escalada progresiva de agresividad se intuye una explosión final de violencia masiva y la masacre a la que alude el título. Sin embargo, de forma acertada y sorpresiva, el film pasa a convertirse en una especie de slasher en el cual David comienza a vengarse muy ingeniosamente de sus agresores, asunto que redondea a la mitad del metraje, para luego…

Si algo detesto es realizar spoilers. Por ello solo diré que lo que se desata a continuación resulta el aspecto realmente notable de Massacre at Central High, película que busca reflexionar sobre la naturaleza del ser humano, sus actos y su relación con el poder constituido de turno (tanto sea de derecho como de hecho). Temas que nos recuerdan a Saló o los 120 días de Sodoma (Salo o le 120 giornate di Sodoma, Pier Paolo Pasolini, 1975), adaptación de una obra del Marqués de Sade al contexto de la Italia fascista curiosamente filmada tan solo un año antes de la presente. ¿El autoritarismo, el abuso, corrompen a los hombres externamente, o es algo que todos llevamos internamente y puede desatarse en cuanto surge la oportunidad? ¿Qué origina ese autoritarismo? ¿El miedo, la respuesta a una amenaza real o imaginaria, o el propio placer de sentirse superior y poder ejercerlo impunemente? ¿Por qué, individuos pacíficos y bondadosos, víctimas de circunstancias injustas que no propiciaron, pueden convertirse en opresores crueles o a identificarse abiertamente con ellos?

Y más aún, puede reflexionarse a nivel político… ¿Qué hacer ante la agresión gratuita e injustificada? ¿Poner la otra mejilla, responder con una violencia medida y controlada (si es posible hacerlo) o responder del mismo modo o aun con una mayor violencia para realizar un escarmiento que disuada a futuros agresores? ¿Y qué sucede en la mente de quienes ejercieron actos brutales que nunca antes soñaron ejercer? ¿Luego del escarmiento, vuelven a sus vidas pacíficas y civilizadas, o algo puede llegar a cambiar profundamente en ellos? La respuesta quedará clara en el film y enlaza con el siguiente pensamiento del Divino Marqués: “La crueldad, lejos de ser un vicio, es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza”.

Sin desmerecer sus grandes aciertos, Massacre en Central High posee algunos defectos puntuales y destacables que impiden que sea una película totalmente acertada. Por un lado, la horrenda interpretación de la hermosa Kimberly Beck que contrasta con el resto de las muy acertadas interpretaciones, destacando en este sentido el gélido Derrel Maury, de penetrante mirada. Por otro, lo sorprendente de la absoluta inacción de la policía, profesores y padres. Curiosamente, nunca aparece un solo personaje adulto en el relato, salvo de telón de fondo al final, sin pronunciar una palabra. Quizás el director buscó demostrar la absoluta soledad en la que pueden encontrarse los jóvenes y su falta de referentes sociales. Pero resulta chocante que todos continúen con su vida y clases habituales sin que se tome ni la más mínima precaución para prevenir las cuantiosas barbaridades sangrientas que van sucediéndose. ¿Al menos, los adolescentes no tienen miedo? Bueno, viendo su actitud ante la actual pandemia de COVID, quizás el film no esté tan equivocado. De todos modos, sorprende como cada hecho trágico es tomado con absoluta naturalidad.

Por último, hablemos del final. Nada mal, pero considero que no es completamente satisfactorio. El crescendo brutal del film merecía algo mejor. Sea como fuere, a pesar de lo antes mencionado, Massacre en Central High resulta un film notable. Demuestra que un film de suspenso comercial muy entretenido y juvenil que algunos podrían decir de explotación (muchas veces no me queda claro cuando aplicar ese término) puede aportar motivos para suscitar reflexiones muy interesantes. Un film, por otra parte, realmente imposible de realizar hoy día con un buen presupuesto y gozando de distribución masiva. Como colofón, mencionemos una curiosidad: en el reparto participa en un pequeño papel el futuro y prolífico productor y director cinematográfico y televisivo Tom Logan (Shakma, The Night Brings Charlie…).

Lucio Lagioia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s