El vampiro de la noche [dvd: Una historia alucinante]

 

Sinopsis: Un periodista de sucesos investiga una serie de extraños asesinatos que se están produciendo en Las Vegas. Sus pesquisas sobre la identidad real del asesino le llevará a chocar constantemente con las fuerzas del orden y las autoridades.

 


Título original: The Night Stalker
Año: 1972 (Estados Unidos)
Director: John Llewelyn Moxey
Productor: Dan Curtis
Guionista: Richard Matheson
Fotografía: Michel Hugo
Música: Robert Cobert
Intérpretes: Darren McGavin (Carl Kolchak), Carol Lynley (Gail Foster), Simon Oakland (Vincenzo), Ralph Meeker (Bernie Jenks), Claude Akins (sheriff Butcher), Charles McGraw (Ed Masterton), Kent Smith (fiscal Tom Paine), Elisha Cook Jr. (Mickey Crawford), Barry Atwater (Janos Skorzeny)…

Emitida por primera vez en televisión el 11 de Enero de 1972[i] por la cadena ABC, El vampiro de la noche (The Night Stalker, John Llewelyn Moxey, 1972) supone un hito en la historia del medio catódico. El telefilme logró conseguir los datos de mayor audiencia de la época y presentó a un personaje icónico que con el tiempo alcanzó relevancia por varios motivos. El primer aspecto supuso una ligera sorpresa porqué la ABC tuvo sus dudas con el contenido de la obra en relación al habitual público televisivo. Desde un punto de vista comercial, el terror y los anunciantes representaban una combinación complicada a la hora de vender un espacio catódico. No obstante, la cadena ya había estrenado algún trabajo estimable en la misma línea como La casa que nunca muere (The House That Wouldn’t Die, John Llewelyn Moxey, 1970) y respaldado algún serial como la mítica Dark Shadows (1966-1971, Dan Curtis).Precisamente, los nombres propios citados se reunieron para dar a luz la obra que nos ocupa.

Concluida la mencionada serie así como los dos largometrajes que generó ésta para la gran pantalla[ii], Dan Curtis rescató una novela inédita que circulaba por  la ABC titulada The Kolchak Papers (1970)[iii], la cual había sido escrita por el desconocido Jeff Rice. Curtis apreció en ella el potencial necesario para prolongar su interés por el vampirismo y actualizar su iconografía. El productor y realizador pasó el manuscrito a Richard Matheson para convertirlo en un guion que mantuviera la esencia original. La intención primordial de Rice era mostrar la historia de un vampiro en la actualidad y desarrollarla en Las Vegas, un lugar especial donde nadie sospecharía de su presencia y de sus acciones. Uno de los aspectos más llamativos de la narración era su vertebración como una crónica periodística relatada a modo de flashback mediante una grabación de su protagonista donde informaba de sus avances en el caso (hora, fecha, lugar, nombres) o el descubrimiento de nuevas víctimas. Relato en primera persona con voz en off escueta y explicativa, lo que le sitúa muy cerca de las historias clásicas de detectives. Esta perspectiva aligeraba el componente terrorífico de la obra y le otorgaba un punto de vista novedoso respecto a ficciones parecidas[iv]. Una inteligente manera de sustituir el método empleado por Bram Stoker en Dracula (1897), estructurado en diarios personales, cartas privadas, telegramas e, incluso, noticias de algún rotativo.

De esta forma también se lograba el objetivo de presentar a su principal protagonista, Carl Kolchak[v], persistente periodista encarnado magníficamente por Darren McGavin con quien el espectador empatiza desde el primer momento. Un cazanoticias nato de aspecto demodé (sombrero de paja, traje claro a rayas, corbata ligeramente suelta), siempre escéptico con la versión oficial, experto en irritar a las autoridades con su mera presencia, las molestas preguntas y los comentarios sarcásticos. Añadamos a lo indicado su  especialidad en incordiar a la policía con sus dislocadas teorías (casi siempre acertadas), el primero de su profesión en llegar al escenario del crimen armado de cámara fotográfica y su inseparable grabadora, o su habilidad en recoger todo tipo de informaciones de perspicaces fuentes no siempre conscientes de sus intenciones reales. Sin domicilio fijo salvo su cochambroso vehículo y la redacción donde trabaja en la que tiene que bregar en una incesante lucha con el eternamente malhumorado editor, Anthony Vincenzo (Simon Oakland), con quien guarda una relación de amor-odio mantenida a golpe de indirectas, humor negro y artículos de prensa. En esta primera aventura tuvo incluso una pareja  temporal (la bellísima Carol Lynley), un gran detalle para un cruzado solitario de su talla aunque simpático en la intimidad. Un personaje de vuelta de todo con pasado conflictivo envuelto en la polémica[vi]. Heridas palpables  en su constante búsqueda de la verdad.

El tono y ritmo de El vampiro de la noche[vii] es puro cine B, una característica propia de los telefilms desde su origen: directo y efectivo en formas, sin alardes de ningún tipo, si bien ingenioso en desarrollo y con buenos detalles que le hacen destacar por encima de la media. El guion de Matheson se muestra compacto gracias al interés logrado en la sucesión de escenas y a la información diseminada en ellas, otorgándole en gran parte del relato las costuras del thriller. Los ataques del asesino salpican la narración, si bien no se le muestra completamente hasta una de sus incursiones hospitalarias a la búsqueda de fluido rojo. La duda inicial sobre su identidad vampírica se va cayendo ante la evidencia de los hechos. En paralelo, se contrasta el dinamismo de las escenas de acción con los careos habituales de Kolchak con las fuerzas del orden de Las Vegas. Destacan así diversos momentos de la labor de Moxey: la autopsia desde el punto de vista de la primera víctima que ilustra los créditos iniciales; el plano detalle de los ojos de Janos Skorzeny; la conversación entre Kolchak y Bernie Jenks en la terraza del hotel; el robo de sangre y posterior tiroteo en la citada secuencia del hospital; o las diversas escenas en la sala de prensa, donde el periodista se adelanta a todos con su perspicacia instintiva. Mención aparte merece su inesperado viraje final al terror en una secuencia magnífica donde Kolchak incursiona en la morada del vampiro de evidentes señales góticas, presidida por un inquietante silencio. De hecho el reviniente está caracterizado con elementos clásicos y contemporáneos: corpulento físico, ágil a pesar de su longevidad, inmune a las armas de fuego y fuerza portentosa que contrasta con su ausencia de habla. Se oculta en una vetusta residencia suburbial haciendo sus desplazamientos en coche, manteniendo su forma humana sin transformaciones en otras criaturas la noche. La luz, las cruces y las estacas son sus debilidades. Kolchak acabará con él si bien su victoria moral traerá consigo una derrota en la vida real. Oculto en una ignota habitación de un sitio desconocido, relata la historia con cierto temor por las consecuencias, con involuntarios ecos de un caso real inminente que acabará con el cargo de un político en la presidencia de su país[viii].

El personaje regresó al año siguiente en una entonada y en ocasiones superior continuación, El estrangulador de la noche (The Night Strangler, Dan Curtis, 1973), de nuevo escrita por Richard Matheson[ix], y en una serie posterior de veinte episodios titulada Kolchak: The Night Stalker (1974)que feneció sin pena ni gloria tras una temporada en la pantalla[x]. Posteriores reposiciones y la influencia reconocida por Chris Carter a la hora de crear Expediente X la han acabado convirtiendo en obra de culto[xi].

Fernando Rodríguez Tapia


[i] En el libro Fantastic Television de Gary Gerany y Paul H. Schulman se indica, sin embargo, que la fecha de emisión fue el 17 de Marzo de 1972-pág. 136. Titan Books, 1987-. Se ha utilizado como principal fuente de elaboración de este artículo el capítulo dedicado a la serie de televisión Kolchak: The night Stalker que aparece en este recomendable texto.

[ii] Sombras en la oscuridad (House of Dark Shadows, Dan Curtis, 1970) y Una luz en la oscuridad (Night of Dark Shadows, Dan Curtis, 1971).

[iii] La novela fue publicada finalmente en 1973 por Pocket Books.

[iv] Las cintas de Norliss (The Norliss Tapes, Dan Curtis, 1973) fue la más inmediata. Pero no podemos olvidar al agente Cooper de Twin Peaks (Twin Peaks, 1990-1991; 2017) y, lógicamente, al agente Mulder de Expediente X (X-Files, 1993–2002; 2016; 2018).

[v] Su apellido coincide con el del almirante antibolchevique Alexandr Kolchak (1874-1920,) lo que le otorga cierto exotismo al personaje.

[vi] En una conversación que mantiene con Gail descubrimos que fue despedido de varios periódicos de Washington (2), Nueva York (3), Chicago (2) y Boston (3). La respuesta de Kolchak copa en mano no tiene desperdicio: Me estoy extinguiendo. Soy el homo noticiarius. Hábitat natural una piscina de whisky. Debería encenderle una vela a Ben Hecht”.

[vii] El título original The Night Stalker fue empleado posteriormente por la prensa para denominar al infausto psicópata Richard Ramirez, quien asesinó brutalmente a más de una decena de personas en Los Ángeles.

[viii] Siniestra sugerencia que es indudable relacionar en el oscuro epílogo.

[ix] Curiosamente fue novelizada por el autor original Jeff Rice y publicada en 1974 por Pocket Books.

[x] En la que no participaron ni Dan Curtis ni Richard Matheson. Uno de los episodios titulado “El vampiro” es una continuación de esta película.

[xi] La serie tuvo un edulcorado revival en el año 2005 a cargo de Frank Spotnitz, abortado tras diez episodios (se emitieron solo seis). El personaje ha sido expandido en varios comics y antologías de relatos a cargo de la editorial Moonstone inéditos por aquí. Y se ha hablado de una posible versión cinematográfico con Johnny Depp como protagonista que, de momento, se ha quedado en proyecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s