El viernes 25 Santiago Aguilar presenta “Operación Torremolinos. El cine español de superagentes (1965-1967)” dentro de la «Sala:B» de junio

El próximo viernes 25 a partir de las 20:30 horas Santiago Aguilar presentará en la sala 2 del Cine Doré Operación Torremolinos. El cine español de superagentes (1965-1967), el segundo lanzamiento de nuestra colección La Biblioteca de La Abadía, dentro de la cita mensual con la programación de Filmoteca Española de «Sala:B». Por este motivo, el espacio comisariado por Álex Mendíbil ha preparado un programa doble titulado “Una de espías yeyés 2” compuesto por el corto Plan Jac Cero Tres (1967) de Cecilia Bartolomé y ¡Hagan juego señoras!/Faites vos jeux, mesdames (1965) de Marcel Ophüls, coproducción franco-española protagonizada por uno de los principales rostros del eurospy, el del cantante estadounidense afincado en nuestro país vecino Eddie Constantine.

“La vanguardia y la serie B nunca estuvo tan cerca como en estos años de cines de la modernidad, coproducciones paneuropeas y parodias de géneros. ¿En qué punto una serie B deja de serlo y se convierte en vanguardia? Esa fina línea se encuentra entre las dos películas de esta noche”, explica Álex Mendíbil a propósito de la sesión propuesta por «Sala:B» para este mes de junio.

Entrando a repasar el contenido de cada una de sus integrantes, Mendíbil pone el acento en el hecho de que la responsable de Plan Jac Cero Tres, Cecilia Bartolomé, fuera, junto a Josefina Molina, “las únicas mujeres que consiguieron el título de Dirección en los casi treinta años de la Escuela Oficial de Cine, ambas en 1969”. No solo eso, sino que “Bartolomé fue además reprobada y suspendida por sus atrevidos cortometrajes, como La noche del doctor Valdés (1964), donde parodiaba a la Iglesia Católica en clave de ciencia-ficción; Carmen de Carabanchel (1965) donde mezclaba musical y aborto; y Plan Jac Cero Tres, adaptación del cuento de Gonzalo Suárez que atentaba contra la lógica y la formalidad imperante en el centro. Suárez acudiría diez años después a su relato en La reina zanahoría, pero Bartolomé se atrevió primero, y con cameos de Charo López y Paul Naschy, nada menos”. Sobre el contenido del film, nos desvela que “Plan Jac Cero Tres es lo que Suárez denominaba “acción-ficción”, una sucesión de cosas que pasan porque sí, filtradas a través de los géneros y la cultura pop, sin mayor intención narrativa o simbólica”.

En cuanto a la otra integrante de la velada, ¡Hagan juego, señoras!, Mendíbil nos remite a lo escrito por Santiago Aguilar en Operación Torremolinos. El cine español de superagentes (1965-1967), donde la atribuye “una voluntad surrealizante digna de encomio”, además de recordar cómo George Franju manejaba mimbres similares, aunque con mejores resultados. Su argumento nos pone tras la pista de un agente secreto que investiga la desaparición del inventor de un anillo que paraliza al enemigo, y que acabará descubriendo a una banda de damiselas muy sofisticadas y flamencas, que reclaman una recompensa en diamantes y abrigos de pieles. A lo largo de la historia, “hay artilugios paralizantes, misales con antenas, maletines que escupen tinta y matones vestidos de bailaor. En definitiva, cachivaches y situaciones tan absurdas como en la anterior película, pero dentro de una trama en apariencia más convencional”, en palabras de Mendíbil.

“Tener a Eddie Constantine como insustituible agente del FBI y a Laura Valenzuela encabezando al grupo de señoritas hartas del patriarcado da idea de lo poco que importa la verosimilitud y la coherencia de esa trama”, continúa el comisario de «Sala:B», quien hace una revelación sorprendente. Y es que, aunque oficialmente ¡Hagan juego, señoras! Esté dirigida por Marcel Ophüls, hijo de Max, quien contaba en ese momento con apenas 27 años, la productora española de la cinta, Hesperia Films, le encargó a Jesús Franco, a quien le acababa de comprar el guion de otro eurospy, Misión en Lisboa/Da 077: intrigo a Lisbona (1965) de Tulio Demicheli, que echara una mano a Ophüls porque “estaba muy verde”, según el testimonio del director madrileño, “aunque él era en realidad tres años más joven”, tal y como precisa Mendíbil. “Lo que parece seguro según los títulos de crédito es que Jess Franco se encargó de la adaptación y los diálogos de la versión española”, comenta el especialista en el cine franquiano, quien, no obstante, la deja caer al mantener que, “de hecho, algunas ideas visuales y gags de ¡Hagan juego, señoras! aparecerán reciclados en posteriores films suyos”. ¿Simple casualidad?

Más información y compras de entradas online en: https://entradasfilmoteca.gob.es/FichaPelicula.aspx?id=1&idPelicula=1719

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s