Entrevista a Jesús Franco 3/3/02 (I)

 

Francomania decide coger el toro por los cuernos y acabar de una vez por todas con las especulaciones. ¿Existe Jess Franco o es una leyenda? Dos atribulados reporteros se enfrentan a la difícil misión de averiguarlo, rastreando pistas que les lleven a la guarida del hombre que parece haber consumido sus siete reencarnaciones en una sola vida. Como resultado de nuestras investigaciones podemos confirmar que Jess Franco no sólo es real, sino que incluso tiene un D.N.I. igualito al nuestro… Pero basta de preámbulos, escuchemos al hombre que, para nuestra fortuna, “no supo ser mediocre”.

Eres a la vez el director más prolífico y el más desconocido del cine español. De la bibliografía publicada sobre ti, ¿cuál consideras el mejor trabajo?

Lo más documentado que yo conozco son los Manacoa Files de Alain Petit. También está muy bien el libro de Tim Lucas, Obssesion, pero con un gran lunar, la parte de Lucas Balbo. Ese individuo es un comerciante que se dedica a sacar dinero de mi trabajo, sin conocerlo. Habla de películas que o no ha visto o no se entera de nada, como Los Blues de la Calle Pop por ejemplo.

En cualquier caso, la mejor forma de conocer tu trabajo es viendo tus películas. ¿Crees que llegaremos a verlas editadas en buenas condiciones, incluyendo las inacabadas?

Muchas de mis películas están empezando a descubrirlas ahora, porque a mí me ha pasado una cosa dramática, yo tengo un numero considerable de películas que todo el mundo ha encontrado despreciables, repugnantes y una mierda , y ahora, diez años después de que las hiciera, empiezan a decir “ahh… aquellas”, no jodas, yo quiero que lo digan alguna vez al DÍA siguiente de que yo las termine, no diez años más tarde, porque además, en una de estas me va a pillar bajo la fosa. Esa leyenda que me acompaña sobre películas inacabadas es falsa, no hay más que una película que no he terminado, Jungle of Fear, porque me faltaron del todo los veinte duros diarios para hacerla como hubiera querido, así que me negué a terminarla para que no exista, la otras están terminadas, de todas hay copia estándar, de todas, lo que pasa es que he tenido unos productores misteriosos…

¿Por qué motivo no han visto la luz esas películas?

Yo tuve un productor…. Lárraga, produjo muchas películas mías y al cabo de un tiempo empezó a darse cuenta de que debía dosificarlas, que no debía largarlas todas seguidas, y empezó a dosificarlas tan bien que hay algunas que no las ha sacado todavía. Pero yo las he terminado todas, hay una, que a mí además me divierte mucho, Una de chinos, que ha inspirado a Pedro Temboury para Kárate a muerte en Torremolinos.

Esa nos figura como inacabada

¿Inacabada? Pues copia estándar y… Pero vamos, la rodé, la monté… En las que he hecho de producción gorda o gordita, ahí si he tenido montador y esas cosas, pero en general las he montado yo con Lina, que ha sido mi ayudante siempre.

Mejor que tú no lo puede saber nadie, entonces.

De esas películas no me puede contar nadie si están acabadas o no, porque las he montado, rodado, sonorizado y hemos cuidado en el laboratorio todo, hasta hacernos odiar en ocasiones, peleando por mejorar algo. Las hemos terminado casi manualmente nosotros.

Alguna de ellas parecen haber circulado casi fantasmalmente por el mercado videográfico.

Lárraga tenía un sobrino que montó una compañía de video casposa y casi todas las llegó a sacar, pero aquello no tenía futuro, porque no tenía poder, no tenía buen distribuidor, no tenía nada, era una compañía de video absolutamente ridícula, o sea, que a lo mejor han tirado 50 copias o algo así… No están vistas; ahora, existir, existen; además existen hoy, no quiero decir que existieran.

Es que incluso, yo he visto carátulas de películas como Esclavas del crimen, que prácticamente no se encuentran entre ningún coleccionista.

Había una empresa que se llamaba Hispamer, que fue durante algún tiempo de Alberto Platar. Aquello funcionó muy bien, yo hice películas con él y luego por estos inventos de la vida, pasó a ser de los dueños del laboratorio Madrid Films, que era de Pedro García Fraile, un hombre activo, inteligente, pero con un hijo subnormal perdido. Además tengo un recuerdo extrañísimo de esto, porque a mí me quería mucho, me llamó cuando estaba a punto de morir y me dijo: “Por favor, no dejes a mi hijo solo, ayúdale, lleva tú la batuta”. Yo no podía llevar ninguna batuta, no es mi profesión, yo no soy distribuidor, ni siquiera productor, imposible ayudarle, porque además a los dos días de morir su padre, se creyó el león de la Metro y empezó a hacer el gilipollas… ¡Ése es el que tenía Esclavas del crimen! Pero en el momento en que yo hice la película, esa era una distribuidora buena, con buena salida para las películas y además con su compañía de video funcionado cojonudo.

Algo similar se dice sobre los hijos de De Nesle.

Robert de Nesle era un estupendo productor, y distribuidor, un tío con sus manías como todo el mundo, pero muy bien, cuando murió le dejó todo a sus hijos, a los que él había intentado formar, había intentado que su hija mayor entendiera de producción, que su hijo mayor fuera a los rodajes, pero no consiguió nada, porque a ellos solo les interesaba jugar en el casino y en las carreras de caballos. Así, el día que murió se fue todo a la mierda, empezaron a perderlo todo y las películas empezaron a caer en las manos más absurdas del mundo, como los dueños de un casino en Bratislava y otras barbaridades…. Ahora la Cinemateca Francesa está comprando en los sitios mas raros esos materiales de De Nesle, así que esas películas se van a volver a ver; en sus tiempos se vieron y funcionaron muy bien algunas, ahora van a editarlas de nuevo.

En Estados Unidos van a un ritmo frenético con tus películas. Han empezado con los 60 pero van a acabar hasta con lo de Golden Films.

Los de Golden Films son unos descerebrados, no se sabe nunca, porque tratas con gente que hoy te dice que sí, mañana te dice que no, y tú dices “bueno ¿y a éste qué le pasa?”. Vamos, que tienen el cerebro reblandecido.

Lina: Es que además lo que les gusta es tener las latas de películas debajo de la cama, es que las tienen debajo de la cama, escondidas.

Una de las últimas reediciones en dvd es la de El secreto del Dr. Orloff. A ti no te gusta especialmente, pero vista así, es una excelente película a pesar de los problemas de producción que tuviste

Yo siempre he intentado hacerlo todo lo mejor posible cada vez, tenga los medios que tenga. Intenté dar una visión de Orloff desde un punto de vista más cotidiano, pero es cierto que de esas tres pelis que yo llamo “de museo” la que más me gusta es La mano de un hombre muerto, me parece mucho mejor que Gritos en la noche.

Mucha gente no entiende tu rechazo hacia Gritos en la noche.

Es que cada vez que me invitan a un festival o me llevan a algún homenaje, lo primero que me encuentro es con Gritos en la noche y yo le digo siempre a los chicos y a los periodistas, esa película enterradla ya, joder, que es un coñazo.

Viéndola en el contexto en que se hizo sigue siendo una gran película.

Eso es lo malo, las películas verdaderamente buenas tienen que poder verse fuera de contexto, para disfrutar con Gritos tienes que hacer referencias históricas y cosas de esas, realmente se ha quedado apergaminada.

Existen dos Orloffs, digamos apócrifos, que son, uno el que hizo Chevalier y otro Solo en un ataúd. ¿Por qué no los hiciste tú? ¿No te llamaron?

No quise hacerlos yo. Hay cuatro o cinco películas que yo no he querido hacer con los Lesoeur porque era una época en que los Lesoeur estaban de un cutre tal, que no me daba la gana, llegábamos a un acuerdo inicial y luego a medida que íbamos trabajando yo iba viendo que nada de lo que a mí me interesaba de ese proyecto iba a estar.

Sin embargo, con ellos has hecho cosas muy extrañas, remontajes cómo Razzia sur le plaisir, firmado como A. M. Frank.

Yo no he tenido nada que ver con eso, lo hizo algún gilipollas que andaba por allí. Ese seudónimo lo utilizaba Leseour padre para firmar ese tipo de trabajos. En un principio también me atribuyeron la de los zombis que hizo Rollin.

Ya que citas a Rollin, ¿que pasó exactamente con Christine y los insertos de Rollin?

La versión más cercana a la mía que existe es la de Redemption, sólo tiene una secuencia que no está bien colocada, casi, pero no exacta. Las escenas de Rollin son una soplapollez que destroza la película y cuando las vi armé un escándalo de muerte, pero el mal ya estaba hecho.

¿Por qué no te las encargó a ti? ¿Estábais distanciados en ese momento?

En este caso concreto fue porque Daniel sabía a dónde lo iba a mandar si lo hacia. Siempre digo que no me gustan mis películas, pero ésta es de las que menos me disgusta, está maja.

No dirás que esta peli no te gusta, a mí me parece la Octava Maravilla del Mundo…

Me alegro mucho de oír eso, porque además no lo dice nadie y yo creo que la peli no está mal, pero ¿sabéis que pasa? A mi quien me gusta realmente es John Ford, y claro, teniendo el listón tan alto, esta baja mucho.

Le han colocado infinidad de títulos, a cual más ignominioso. ¿Cuál era tu título original?

Creo que nunca me lo han preguntado antes, por lo que lo debe saber muy poca gente. Tenía un título precioso, La noche de las estrellas fugaces.

Volviendo a los insertos, están tan mal hechos que parecen hechos a propósito para joder la película. ¿Tienes malas relaciones con Rollin?

No, lo conozco, pero no tengo relaciones. No hay que ser cruel, Rollin está muy enfermo desde siempre, tiene que hacerse diálisis cada tres días, está amargado, supongo que Leseour le llama para hacer estas escenas, le ofrece los cinco duros que le puede dar Leseour y el otro que no tiene un puto duro, rueda un par de días sin preocuparse de nada y así salió.

¿Te gusta el cine de Rollin?

A mí no me gusta, es muy amanerado, pero tiene cosas interesantes, sobre todo en sus primeras películas, tiene una cierta atmósfera poética, tiene algo.

Cuando firmas un contrato, ¿no hay ninguna cláusula que proteja las películas de estos desmanes?

Yo tengo control absoluto hasta la postproducción , donde ya no puedo hacer nada es en las ventas, la publicidad, etc. Según la ley, el director es un pobre desgraciado, empleado del productor y una vez que ha cobrado, su película puede ser remontada, cortada… o un distribuidor en Australia puede añadirle unos pingüinos. Lo único que el director puede conseguir, después de un proceso, es que retiren su nombre de los títulos de crédito. ¡Vaya lujo!

Una curiosidad. En el guión de Christine, ¿está Carrière con algún seudónimo?

No, con Carrière sólo hice Cartas boca arriba y Miss Muerte, aunque somos muy amigos.

Lástima, esas dos pelis son de lo mejorcito de tu filmografía. ¿Por qué no seguisteis colaborando?

Carrière alcanzó pronto un prestigio tan grande que yo no me podía permitir pagar sus tarifas, aunque a mí me hubiese hecho un precio especial por amistad. Trabajamos muy cómodo juntos, está aún más loco que yo y los resultados se reflejan en las películas. Un día, mientras esperábamos en un café de París a Silberman, le propuse escribir una historia, en lugar de esperar haciendo el gilipollas; pues empezamos y de ahí salio un guión que me regaló, con él que hice La casa de las mujeres perdidas. Recientemente he utilizado ese mismo punto de partida para una de mis últimas películas Broken Dolls.

* Esta entrevista fue realizada por Al Pereira y Chus Nebes el 3 de marzo de 2002, siendo publicada originalmente en la web Francomania. Reproducida en La abadía de Berzano con permiso de sus autores.

Published in: on febrero 26, 2008 at 12:31 pm  Comments (3)  
Tags: , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/02/26/entrevista-a-jesus-franco-3302-i/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. El martes que viene, publicaré la segunda y última parte de esta entrevista, que como habréis visto, esta rescatada de la web “Francomania”.

    Agradecerle a Al Pereira el que me haya cedido tan amablemente la entrevista para su publicación.

  2. El gran Al Pereira en sus tiempos de Franco adicto antes de volverse comic adicto…

  3. […] originalmente en la web Francomania en 2002 y rescatada por la ya clásica Abadía de Berzano: parte I, parte […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: