Diabolik

m-diabolik

Título original: Diabolik / Danger: Diabolik!

Año: 1967 (Italia / Francia)

Director: Mario Bava

Productores:  Dino De Laurentiis y Bruno Todin para Dino de Laurentiis Cinematografica y Marianne Productions

Guionistas: M. Bava, Brian Degas, Tudor Gates, Arduino Maiuri [Dino Maiuri] y  Terry Southern según argumento de Adriano Baracco y A. Maiuri, según los comics de Angela y Luciana Giussani

Fotografía: Antonio Rinaldi y M. Bava

Música: Ennio Morricone

Intérpretes: John Phillip Law (Diabolik), Marisa Mell (Eva Kant), Michel Piccoli (inspector Ginko), Adolfo Celi (Ralph Valmont), Claudio Gora (jefe de policía), Mario Donen (sargento Danek), Federico Boido (secuaz de Valmont), Terry-Thomas, Andrea Bosic…

Sinopsis: Diabolik, un ladrón de guante blanco, tiene en jaque al inspector Ginko al evitar ser atrapado después de cometer sus fechorías. El inspector ideará varias trampas para que el escurridizo Diabolik caiga en ellas y poder atraparle.

danger_diabolik_poster_horizontal

Diabolik es un personaje de los fumetti (1) italianos creado por las hermanas milanesas Angela y Luciana Giussani, y dibujado en un principio por Gino Marchesi (2). Hizo su primera aparición el 1 de noviembre de 1962 en un cómic de pequeño formato llamado, cómo no, Diabolik, editado por Astorina. La adaptación cinematográfica recayó en manos del magnífico realizador Mario Bava, perfecto para trasladar las historietas del personaje a la pantalla.

Title capture

El guión, pergeñado por bastantes escritores (entre ellos Terry Southern, uno de los responsables del Dr. Who, y Tudor Gates, padre de la Carmilla de la Hammer), está creado siguiendo las pautas de un tebeo, con varias aventuras hilvanadas dentro de un argumento que lo aglutina en su totalidad, en vez de un guión lineal contando una sola historia, algo intencionado por parte de Bava, y por tanto no un error de conjunto, sino un objetivo artístico. Para ello el director rueda la película utilizando encuadres que imitan las viñetas de un cómic, así, en un momento, vemos un castillo a través de un parabrisas y en el mismo plano el espejo retrovisor refleja el rostro de Diabolik; o en otro instante los personajes están situados de tal forma que les vemos por detrás de una estantería vacía y percibimos los rostros de los actores encuadrados por las baldas. La pretensión de Mario Bava era la de crear un tebeo fílmico, y para ello el director selecciona escenas ya representadas en las historietas y las traslada con exactitud a la cinta, un ejemplo claro de lo cual sería la secuencia del tren; todo esto provoca que veamos ante nosotros una historieta dinámica y tridimensional. Una estupenda aventura, pues, rodada con maestría y perfección, que nos deleita dejándonos apabullados con el espectáculo de algo grandioso. El argumento es sencillo pero no simplista, una fábula sin más pretensiones que la de hacernos disfrutar de las hazañas de este ladrón de guante blanco.

diabolik2

La elección de John Phillip Law para interpretar a Diabolik es todo un acierto, ya que sabe perfectamente cómo es el personaje y consigue dotarle de un esencia humana que lo traslada del mundo bidimensional y lo convertirte en un ser de carne y hueso. La mirada que exhibe el actor es idéntica a lo que muestra el cómic, y en momentos el director ilumina el rostro de Law de tal modo que las sombras semejan forjar un antifaz, en un método que proviene del cine mudo, pero que aquí encaja a la perfección con el tono pop de la película. Marisa Mell, que interpreta a Eva Kant, amante de Diabolik, no fue la primera seleccionada para este papel, ya que en los audio-comentarios del dvd John Phillip Law menciona que la primera elección para interpretar a Eva Kant fue una modelo amiga de Charlie Bluhdorn, el director ejecutivo de Gulf & Western, conglomerado propietario de la Paramount Pictures, distribuidora de la película en Estados Unidos. Al final se escogió a Catherine Deneuve, pero esta fue despedida una semana después por el director, por su escasa adecuación a lo que este exigía. Marisa Mell y Marilù Tolo fueron después propuestas para el papel de Eva, pero al final se eligió a la primera. La actriz hace un encomiable trabajo interpretando este personaje, siendo una hábil y complementaria cómplice de John Phillip Law. Su aspecto entre frío y sexy se asemeja un tanto al diseño del cómic, y demuestra que un erotismo a flor de piel no tiene porqué ser a base de constantes desnudos. Michel Piccoli, como el inspector Ginko, no aparece como el personaje del tebeo, pero su interpretación induce a que nos olvidemos de ello y creamos que es un duro policía sobrepasado por las continuas evasiones de Diabolik. También cabe mencionar al estupendo Adolfo Celi como un mafioso y a Terry-Thomas, divertido ministro de exteriores al que relevan por su ineptitud para capturar al Diabolik y lo colocan como ministro de hacienda, con una impagable escena pidiendo a los contribuyentes que paguen los impuestos.

Diabolik demuestra que Mario Bava era un magnífico director, como se puede también comprobar en la película Terror en el espacio/Terrore nello spazio (1965), obra maestra del cine de ciencia-ficción. En esta cinta, el director demuestra un enorme talento para conseguir un espectáculo visual lleno de imaginación y aventuras fuera de lo común, con una economía de medios que no afecta para nada al acabado formal de la película; para ello, se ha de decir que Bava tenía un presupuesto de tres millones de dólares y gastó sólo cuatrocientos mil, componiendo infinidad de imágenes con sencillos trucos que nos hacen presuponer unos decorados monumentales, un ejemplo de lo cual es la inmensa guarida del protagonista, que directamente no existía, pero nosotros caemos en la trampa y nos lo creemos. Una de las mejores adaptaciones del tebeo al cine, una cinta imprescindible para todos los aficionados al séptimo arte en general, una ambrosía de dioses que disfrutan los mortales.

Luis Alboreca

(1) En Italia a los tebeos se les llama fumetto, fumetti en plural; la palabra en realidad se refiere a los bocadillos de diálogos de los tebeos.

(2) Luigi Marchesi es su nombre verdadero. Otros dibujantes de Diabolik fueron Sergio Zaniboni, Paolo Ongaro, Alarico Gattia, Lino Jeva y Floriano Bozzi, entre muchos otros.

The URI to TrackBack this entry is: https://cerebrin.wordpress.com/2008/06/06/diabolik/trackback/

RSS feed for comments on this post.

22 comentariosDeja un comentario

  1. Comenzamos un nuevo dossier dedicado al recientemente fallecido John Philip Law. Y para empezar, nada mejor que la simpática adaptación del fumetti “Diabolik” que llevó a cabo el genial Mario Bava, de cuya reseña se ha encargado Luis Alboreca.

    Muchas gracias Luis, y muy bien elegidas las capturas. Me estoy poniendo malo. 😛

  2. Pues la última no sale…

    Snif… 😦

  3. Vaya, creía que solo era problema mio. Voy a ver si encuentro alguna alternativa…

    Edito: Arreglado!

  4. ¿Nadie comenta algo sobre la peli?

    A mí me pareció excelente. Tiene una trama sencilla y efectiva, pero es en la puesta en escena donde es una absoluta lección de cine, con una planificación cuidada y una coreaografía visual apabullante.

  5. A mi tanto como excelente no. Si desde el plano técnico, pero en conjunto, como ya dije, simpática.

  6. Sí, esa es la impresión que me dio tu comentario…

    Y sobre “Barbarella” ya hablaremos…

  7. Jajaja, me lo imaginaba. Si te sirve, para mi ambas estan al mismo nivel…

  8. Para mí el nivel no está nivelado…. Una pesa más que la otra… Tú dirás que son prejuicios… Yo digo que Roger Vadim no sabe dirigir ( nunca ha sabido )

  9. En lo último estoy de acuerdo, además, lo cito de pasada, pero… tiene otras virtudes, pese a Vadim. Pero bueno, esperate al viernes y lo hablamos, puñetero, no adelantes acontecimientos. 😉

  10. Eso… No adelantemos.

    Sigamos con Diabolik

  11. Pues ya que nadie dice nada, ¿sabes quien montó esta película con el dvd guiri hace eones?

  12. Sí: alguien con el cerebro diminuto – y con otra parte de su anatomía más diminuta aún –

  13. Los ojos, ¿no?

    Pues que conste, que yo creo que no me gusta más la película por esto, que acabe hasta las narices con según que secuencias, que no coincidia la sincronización ni para atrás. 😛

  14. Entonces puede que por eso estés un tanto… distante con ella.

  15. En Septiembre saldrá el libro “John Phillip Law. Diabolik Angel” del Gran Carlos Aguilar

  16. Pues acabo de recibir el libro “John Phillip Law: Diabolik Angel”, que han escrito Carlos Aguilar y Anita Haas, y es una verdadera delicia. Lo editan conjuntamente Quatermass y Scifiworld, y tiene prólogo de Ray Harryhausen. El libro no tiene desperdicio, buen papel, cantidad de fotos y no sólo de sus pelis si no también de la gente que John Phillip Law conoció, de hechos relevantes de su vida… Una pasada. Tiene 240 páginas y un precio que así de golpe puede parecer un poco carito, 35 eurakos (más gastos de envío), pero cuando lo tienes en las manos te das cuenta de que vale cada céntimo que has pagado. Que gozada de libro, Dios mío. Aguilar tiene suerte con las ediciones de sus libros, ultimamente son preciosos (quién no se acuerda de “La espada mágica”). Les mandé un mail a los de Quatermass y me han dicho que la distribución general en librerías se va a hacer a partir de septiembre, pero que mientras tanto se puede conseguir en http://www.scifiworld.es/diabolikangel/. Ya os comentaré más cosas, ahora lo tengo que leer enterito, es una megaentrevista en diez capítulos y cada introducción está escrita por el propio Carlos Aguilar.

  17. […] Diabolik y Kriminal se ajustan a la perfección a esta era y a sus enloquecidos preceptos. Saltan del papel a la pantalla como arte inconsciente y definitivamente pop: industrial y para todos lo públicos, ofreciendo sofisticación con presupuestos de risa, extravagancia sexy, descaro y algo venenoso y juguetón que resulta imposible de definir. Desgraciadamente lo que podía haber sido el nacimiento de todo un nuevo género se vaporizó o más bien fue arrastrado por la marea del abigarrado cine de la Europa de las coproducciones. Más allá de estos dos títulos y la secuela de La máscara de Kriminal, dirigida por Fernando Cerchio y titulada Los 4 Budas de Kriminal (y que desafortunadamente no he visto, así que ya sabéis, se agradecen aportaciones), poco más fumetto nero cinematográfico hay. Y eso que entre una y otra la destajista industria local alumbró, según consigna Javier G. Romero en esa estupenda introducción al cinema bis que es Hecho en Europa, Mister X de Pietro Vivarelli y la parodia (lo que certifica el impacto del género) de Steno Arriba Dorellik y un año después Satanik (otra creación de Bunker y Magnus) también dirigida por Vivarelli y con protagonista femenina, arrimándose en esta ocasión al fumetti per adulti. Si quedó cierto gusto por las adaptaciones comiqueras (una fiebre que se repite de tanto en tanto y que en la actualidad ha adquirido niveles epidémicos) y algún resto iconográfico desperdigado, pero poco más y es una verdadera lástima, porque el estilo y el mismo espíritu del género definían la época a la perfección. No hay más que ver a John Phillip Law y Marisa Mell encarnado a Diabolik y a Eva Kant, ellos son los 60: amorales, bellos y libres.La máscara de Kriminal es la primera de las dos aunque esto sea casi un accidente o más bien el ejemplo perfecto del funcionamiento velocísimo, y siempre atento al siguiente sabor, de la industria italiana. Porque en realidad el film de Lenzi si que es un exploit, pero uno por adelantado, emprendido sobre el proyecto del Diabolik original que iba a dirigir Tonino Cervi (aunque otras fuentes señalan la posibilidad de que Seth Holt se hubiera hecho cargo Jean Sorel y Elsa Martinelli en una imagen promocional del proyecto de Diabolik […]

  18. […] estos elementos la emparientan inevitablemente con films tan emblemáticos como Diabolik (Diabolik, 1968) o Barbarella (Barbarella, 1967), no por casualidad también producidos por De […]

  19. […] como La máscara del demonio, La muchacha que sabía demasiado, Las tres caras del miedo, Diabolik o Bahía de sangre, títulos todos ellos originadores de diferentes corrientes genéricas […]

  20. […] encantándote algo tan importante en tu etapa de formación. Recuerdo como si fuera ayer cuándo vi Diabolik, Terror en el espacio, El diablo se lleva los muertos y Un hacha para la luna de miel, en los […]

  21. […] apreciaciones de Operazione paura (1966), Terror en el espacio / Terrore nello spazio (1965), Diabolik (Diabolik / Danger: Diabolik!, 1967) -algo más que una película para Aguilar -, o la memorable El Diablo se lleva a los muertos […]

  22. […] hombre enmascarado (1966), quizás su trabajo más conocido, en la que siguiendo la estela de los Diabolik, Satanik y compañía narraba las aventuras de un superhéroe creado ex profeso entremezclando […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: